El panorama sin Samuel Moreno

Los aspirantes a reemplazarlo creen que es una oportunidad para recuperar la confianza de los bogotanos.

Que el 72 por ciento de los bogotanos crea que las cosas en la ciudad están empeorando, tal y como lo reveló esta la última encuesta de percepción en el país, adelantada por la firma Invamer Gallup, demuestra que no son pocos los desafíos que le esperan a los candidatos para transformar el malestar de los ciudadanos frente a la actual administración y lograr el éxito en la contienda.

Aunque la suspensión del alcalde Samuel Moreno -quien aparece en la misma encuesta con una imagen desfavorable de 84 por ciento-  por decisión del Procurador, Alejandro Ordóñez, genera una sensación de tranquilidad en muchos ciudadanos, también despierta una gran  preocupación por las decisiones que tendrá que tomar su reemplazo en lo que resta del período, y que serán determinantes en la labor de los alcaldes venideros durante los próximos 20 años.

Algunos se atreven a predecir que si el alcalde encargado toma decisiones acertadas para la ciudad, estas además podrían ser la carta de salvación para el Polo Democrático en las elecciones. Sin embargo, para los candidatos, que ya empezaron a hacer sus jugadas en la contienda electoral, el Polo no tiene ninguna posibilidad de recuperar el terreno perdido en la ciudad.

Y es que la salida de Moreno era predecible. Por eso, para el analista Juan Carlos Flórez, no se darán grandes cambios de fondo.  Sin embargo, reconoce que la percepción que hoy tienen los ciudadanos, genera un gran debate acerca de la responsabilidad que tienen los partidos de elegir candidatos a la altura de la ciudad y sobre el peligro de que se escojan personas sin experiencia.

Para el candidato por Cambio Radical, Carlos Fernando Galán, el mayor afectado en las próximas elecciones con la suspensión de Moreno, será Polo Democrático. Pero, según Galán, también se verán impactados de forma negativa los partidos que acompañaron el mandato de Moreno y nunca denunciaron las irregularidades a tiempo, como  el Liberal, La U, y Conservador.

Aunque todos los candidatos coinciden en que el Polo tendrá que pagar un precio muy alto en las elecciones, Clara López, la presidenta del partido, es optimista. Mientras analiza junto a la bancada la terna de postulados para asumir el puesto de Moreno, cree que su partido puede recuperarse y que alcanzará buenos resultados en las urnas. Según Flórez, el alcalde moreno desperdició una oportunidad de oro que la ciudad le ofreció. “El Polo ya perdió el año en Bogotá”.

Enrique Peñalosa, quien tiene a su favor haber sido alcalde de la ciudad,  no duda de que la suspensión del alcalde Moreno repercuta directamente  en el partido por no haberse tomado decisiones a tiempo. “El Polo ha sido tan responsable como el alcalde Moreno de la politiquería y el clientelismo que tanto daño le han hecho a la ciudad.” En cuanto a los retos que tendrá que afrontar, señala que todavía es posible definir una nueva ruta para Bogotá. 

 “La ausencia de Moreno deja un panorama abierto para que se tomen las mejores decisiones”, opina el candidato por el partido Mira, Carlos Guevara, quien agrega que la suspensión hará propicias unas las elecciones más transparentes porque el mandatario no podrá influir en la decisión final.

David luna, candidato del partido liberal, sostiene que el problema de la corrupción en Bogotá nace desde la financiación de las campañas, por eso advierte que es indispensable saber públicamente quién está detrás, económicamente hablando, de cada una.

Por ahora, tanto los candidatos como los ciudadanos esperan que la persona que llegue a ocupar temporalmente el puesto de Moreno rectifique el rumbo de las políticas de la capital y que el nuevo alcalde tenga la iniciativa de renovar la ciudad lejos del clientelismo porque, como dice Flórez, “no estamos vacunados para un nuevo desastre como el que estamos viviendo”.