El río Bogotá reclama su espacio

Municipios se encuentran en alerta máxima.

Si algo ha quedado claro con las inundaciones que golpean la sabana de Bogotá por la fuerte temporada invernal en los últimos meses, es que no es conveniente ocupar las rondas de los ríos. Los cerca de 30.000 damnificados que hasta el momento ha dejado la creciente del río a su paso son la prueba de que el caudal reclama los lugares que históricamente han sido sus terrenos.

Ver infografía clic aquí