El riesgo de ser millonario en China

Un estudio publicado en el diario 'Xin Wenhua' muestra que en este grupo de personas los suicidios y los asesinatos son una constante.

En la parte continental de China hay 960.000 multimillonarios, según el Informe de Riqueza Hurun 2011. Esto quiere decir que, en promedio, por cada 1.400 personas hay un millonario en la segunda economía más poderosa del mundo después de Estados Unidos —el año pasado el PIB del país asiático creció 10,3%—.

Cualquiera envidiaría la inmensa fortuna que se reparten los habitantes chinos, pero contrario a esto, un estudio publicado ayer por el diario Xin Wenhua (‘Nueva Cultura’) muestra que en este país ser multimillonario representa un alto riesgo. Podría decirse, incluso, que es casi tan peligroso como ser policía.

El informe se concentró en la vida de los 72 multimillonarios chinos que fallecieron en los últimos ocho años. Estas fueron algunas de las cifras que reveló el análisis: 17 de ellos se suicidaron, 15 fueron asesinados, 14 ejecutados (la mayoría de estos casos corresponden a líos con mafias y corrupción), y 19 murieron por enfermedad (9 de ellos por problemas cardiovasculares y el número restante por cáncer).

El estudio se detiene en los casos de suicidios para puntualizar que la horca fue el método principal elegido por los multimillonarios, seguido de lanzarse al vacío o al mar desde edificios, tomar veneno e incluso prenderse fuego. El psicólogo Zhang Zhenhuan explica en la edición de Nueva Cultura que una conducta generalizada en estas personas es que se rehúsan a buscar ayuda psicológica cuando están enfrentando graves problemas. “Tratan de asumirlos solos, y cuando las dificultades se hacen extremas pueden llevarlos al suicidio”, aseguró Zhenhuan.

El índice de mortalidad de las  personas con grandes fortunas en China superó el 0,15 por 1.000 en 2010, lo que las sitúa en un grupo de riesgo cercano a la policía, que con el 0,3 por 1.000 es la profesión más peligrosa en este país.

Los asesinatos también fueron tema puntual del estudio. Según el informe, el 20,8% de las muertes de multimillonarios fueron por asesinato, y se cita el caso específico de Li Haicang, presidente del grupo siderúrgico Hai Xing y vicepresidente de la Asociación Nacional de Industria y Comercio, quien murió de un impacto de bala en su propia oficina. El homicida era un amigo de infancia. Y también salió a relucir la historia de Yun Quanmin, presidente de la empresa textil Gu Qitai, quien fue secuestrado y días después, cuando su familia ya había pagado el rescate, asesinado.

 

últimas noticias