"El testimonio de un testigo protegido fue vital"

El fiscal costarricense Francisco Dall’Anese, director de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), cuenta cómo avanzan las investigaciones para esclarecer el atentado contra Henry Fariña, que terminó con la vida del cantautor argentino.

En un país como Guatemala, en donde el 97% de los crímenes quedan en la impunidad, causa sorpresa la rapidez con que las autoridades han ido avanzando en la investigación para dar con los responsables de la muerte de Facundo Cabral. Setenta y dos horas después del atentado contra el empresario nicaragüense Henry Fariñas, en el que murió el cantautor argentino, ya había dos detenidos y se buscaba en otros países centroamericanos, específicamente en Nicaragua y Costa Rica, al autor intelectual del crimen.

Ese sábado 9 de julio, una hora después del asesinato de Cabral, la Fiscalía y la Policía guatemaltecas comenzaron a trabajar con la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), un organismo de Naciones Unidas creado por petición del Gobierno en 2007 para colaborar en la erradicación de los cuerpos ilegales y aparatos clandestinos de seguridad que operan en este país. Era necesaria su participación para evitar que otro crimen quedara en la impunidad.

Desde su instalación, la Cicig ha esclarecido algunos crímenes de alto impacto en Guatemala, incluido el de Rodrigo Rosenberg, un abogado que acusó en un video póstumo al presidente Álvaro Colom de su muerte, en 2009. El caso desató una tormenta política en el país, que tuvo al mandatario al borde de la renuncia y que sólo logró apaciguar la Comisión con el resultado de su investigación: Rosenberg había planeado su propio asesinato, con complicidad de unos primos, debido a una depresión.

Así lo relata el exfiscal general costarricense Francisco Dall’Anese, presidente de la Comisión y quien coordina el trabajo de la Cicig en el caso de Facundo Cabral, “otro crimen de alto impacto”. Con un grupo de 12 personas, conformado por expertos nacionales e internacionales y bajo la dirección de la Fiscalía y la Policía de Guatemala, comenzó la recolección de pruebas y videos para esclarecer el atentado contra Fariñas. Según explica a este diario Dall’Anese, “no sé cuánto durará este proceso, se está trabajando sin descanso y se ha avanzado gracias al excelente trabajo del Ministerio Público”.

Búsqueda y captura

Lo primero que los investigadores hicieron fue un análisis de los videos de aproximadamente 50 cámaras que registraron todo el movimiento de Fariñas, desde que llegó al hotel en donde se hospedaba Cabral hasta el lugar en donde se cometió el atentado, muy cerca del aeropuerto de la capital guatemalteca. Diego Álvarez, jefe de prensa de la Comisión, dice que “muchos se sorprenderían por la cantidad de cámaras que están instaladas en la calles de la ciudad”, en donde se concentra la criminalidad que azota al país centroamericano. En Guatemala existe un promedio de 17 muertes violentas al día, hay medio millón de armas fuera de control, operan el narcotráfico y las maras, y últimamente también están presentes ‘Los Zetas’, el cartel de drogas más violento de México.

“La gente del Ministerio Público trabajó durante 72 horas seguidas en los videos. Había mucha especulación, pero ellos hicieron un trabajo juicioso, confiable y rápido. Así lograron en un tiempo récord la identificación de los sicarios y de los carros que participaron en el crimen”, dice Dall’Anese. Y agrega: “Nosotros colaboramos con expertos internacionales, prácticas de investigación judicial forense y metodologías científicas que nos permitan llegar a un juicio sólido”.

Asegura que también analizaron las conversaciones por celular que sostuvieron los asesinos y las huellas dactilares de los carros implicados en el ataque a Fariñas. “Se hizo un rastreo a través de las empresas de telefonía, que llevó a la policía a la dirección en donde se escondían dos de los sospechosos”, relata el director de la Cicig. Así fue como el lunes fueron detenidos Elgin Vargas Hernández, supuesto jefe de los sicarios, y Wilfred Allan Stokes, quien participó en la ejecución y es señalado por el Ministerio Público como administrador de uno de los clubes nocturnos del nicaragüense Fariña, un millonario empresario dueño de casinos y prostíbulos de lujo en Panamá, El Salvador, Nicaragua y Guatemala.

“Debido a una ley promulgada durante la dictadura, la Policía guatemalteca no puede hacer allanamientos después de las seis de la tarde y antes de las seis de la mañana. Eso dificulta el trabajo, sin embargo, las autoridades hicieron guardia en la casa de Vargas Hernández, en donde los criminales se cambiaron y bañaron luego del asesinato”, asegura.

El testimonio de un testigo protegido también fue vital. “Al ver que matan al hombre equivocado, uno de los criminales se entrega y comienza a contar cosas”, dice Álvarez. “Con su testimonio se confirma que el atentado era contra Fariñas, a quien venían siguiendo desde hacía varios días y quien ya está fuera de peligro, según los médicos que lo atienden”, agrega.

El viernes en la tarde la Policía nicaragüense informó que el presunto autor intelectual del ataque ya había sido identificado. “Se trata de un tal Alejandro, alias El Palidejo, un narcotraficante costarricense que podría tener que ver con la autoría intelectual”, afirmó la directora de la Policía nicaragüense, comisionada Aminta Granera. “El sospechoso se mueve por todos los países de la región, por esta razón todas las fuerzas policiales de Centroamérica estamos abocados en su búsqueda y captura”, indicó.

De esta manera se va aclarando uno de los cerca de dos mil asesinatos que se han cometido este año en Guatemala. La Comisión Internacional contra la Impunidad está trabajando actualmente en 60 crímenes más, según Dall’Anese. Dos de alto impacto: el de Luis Fernando Marroquín, candidato a alcalde supuestamente implicado en la muerte de al menos dos adversarios políticos, y el del empresario textil Khalil Musa y su hija Marjorie, asesinados por dos sicarios el 13 de abril de 2008 cuando salían de su fábrica. “No puedo revelar detalles de estas investigaciones en proceso, pero estamos haciendo todos los esfuerzos con personal internacional para sacar adelante los casos que tenemos en nuestras manos”.

Gracias a ese sigilo y dedicación, la Comisión logró enviar a prisión a los principales notarios que amañaban las adopciones de menores. La Cicig determinó que lo hacían con la complicidad de funcionarios que utilizaban documentos falsos para encubrir el robo de niños y confiados en la impunidad reinante en el país ni se preocuparon en ocultar pruebas. El tráfico de niños, según las autoridades guatemaltecas, es un negocio que deja cerca de US$200 millones anuales.

Dall’Anese cuenta que actualmente en la Comisión trabajan 207 personas y confirma que hay personal colombiano. “La Cicig subsiste con dinero de países amigos de Guatemala, como Canadá, Estados Unidos, Suecia y otras naciones europeas que aportan dinero. Hay otros gobiernos como los de Colombia, Argentina, Chile, Uruguay y Perú que brindan personal. Actualmente hay gente de la Policía Nacional muy capacitada trabajando en el país”, dice Diego Álvarez, quien lamenta que lo más difícil del trabajo sea “ver a un país que podría ser potencia en el orden latinoamericano con unos índices de violencia impresionantes, con un 97% de impunidad, discriminación, pobreza, hambre y con unas instituciones débiles”.

La misión de la Cicig termina en 2013 cuando esperan transferir las buenas prácticas de investigación al Ministerio Público. “Con el caso de Facundo Cabral y avances en otras investigaciones, las autoridades guatemaltecas están demostrando que sí se puede acabar con la impunidad”, concluye Dall’Anese.

Cronología

Así se desarrolló la investigación

Sábado 9 de julio

7:00 a.m.

Se solicitan cerca de 50 videos que registraron los movimientos de los sicarios que atentaron contra Henry Fariñas y mataron a Cabral.

Domingo 10 de julio

11:00 a.m.

Se hace un rastreo a través de las empresas de telefonía y encuentran el carro desde el que se cometió el atentado. Establecen que era robado.

Domingo 10 de julio

4:00 p.m.

Gracias a la información de uno de los sicarios arrepentidos, se identifican a los hombres de los videos y se busca al autor intelectual.

Lunes 11 de julio

6:05 a.m.

La Policía detiene a Elgin Vargas Hernández, supuesto jefe de los sicarios, y Wilfred Allan Stokes, quien participó en la ejecución.

Jueves 14 de julio

7:00 a.m.

Henry Fariñas, empresario nicaragüense contra quien iba dirigido el atentado, sale del coma, según los médicos. Sigue bajo protección de las autoridades del país.

Viernes 15 de julio

4:00 p.m.

La Policía nicaragüense dice que ya identificó al autor intelectual del crimen. Se trata de un narcotraficante centroamericano, a quien se le dictó orden de captura internacional.

Guatemala no es un Estado fallido: Colom

El presidente de Guatemala, Álvaro Colom, descartó que Guatemala sea un “Estado fallido”, luego del asesinato del trovador argentino Facundo Cabral, en una emboscada dirigida contra el empresario nicaragüense Henry Fariña. “Me resisto a aceptar un Estado fallido. Hubo un crimen lamentable de Facundo Cabral que impactó a medio mundo, pero no por eso es fallido”, afirmó el mandatario.

“Es muy fácil señalar la paja en el ojo ajeno cuando se tiene un gran tronco. El fabricante de armas y de químicos es responsable de la violencia en el área, incluyendo México y hasta Colombia”, agregó Colom. “Hay una gran colaboración de algunos países y creo que será el primer crimen que se va a esclarecer y donde van a estar involucrados varios sistemas de seguridad y justicia de Centroamérica”, aseveró. Colom recordó que “en menos de 72 horas ya están en la cárcel dos de los sindicados, y tengo fe y confianza en que se va a resolver el caso”.

Temas relacionados