El vaivén de la temperatura

Los cambios bruscos de clima afectan a toda la familia. Según estudios recientes, aumentan las migrañas y también los síntomas de las alergias y el asma. Los niños, los que más se enferman.

Aunque el cuerpo tiene mecanismos para reaccionar adecuadamente ante los cambios de temperatura, todo se hace insuficiente en un clima tan cambiante como el que vivimos en Colombia: de unas mañanas soleadas pasamos a unas tardes lluviosas y unas noches en donde el frío hace doler los huesos.

Los niños pequeños, especialmente los bebés, resultan muy vulnerables a estos vaivenes de temperatura, que según médicos especialistas, aumentan el riesgo de desarrollar enfermedades. El frío, cuando es intenso, puede debilitar las defensas del organismo y producir cambios en el aparato respiratorio que favorecen la aparición de enfermedades o empeorar las que ya existen como asma o alergias.

En los adultos, estudios recientemente realizados señalan que un 43% de los ataques de migraña están directamente relacionados con los cambios de clima. “Los cambios bruscos de temperatura como pasar del frío de Bogotá al calor de Girardot o estar en un lugar muy caluroso y entrar a uno con aire acondicionado muy bajo produce que las rinitis y sinusitis se agraven”, explica el médico especialista Carlos Reyes. Y no solo eso, “puede provocar dolor de cabeza y resfríos molestos”.

Lo ideal, recomiendan expertos, es que los cambios sean progresivos. Si usted vive en un clima muy frío, trate de mantener una temperatura adecuada en su casa con electrodomésticos como los calefactores. La marca Bionaire™ tiene el Calefactor Panel Digital BH1520 que permite tener un control de temperatura ideal en el hogar. Por medio del termostato, usted puede regular el clima que desea en su hogar, y lo mejor, ahorra energía. Es seguro, pues tiene un dispositivo que evita que se recaliente y tiene un diseño que no riñe con la decoración de su hogar. “Un calentador de ambiente puede ser muy útil para tener una buena temperatura en el hogar, lo más importante es mantener un buen control de la temperatura, es decir, no tener la casa muy caliente y luego salir a la calle y sufrir un golpe de frío”, agrega Reyes.

Si viaja a otros climas

De frío a caliente

Lleve un saco y cobija delgados

Evite aires acondicionados

No se sobreexponga al calor. Cuando usted es de clima frío debe hacerlo de forma gradual.

De caliente a frio

Lleve una bufanda y una buena chaqueta

Cúbrase la boca y la cara

Trate de prepararse para el cambio con una buena alimentación. A veces, las enfermedades no son solo por el cambio de temperatura sino por tener las defensas bajas.

Temas relacionados