Eldorado tendrá renovación tecnológica de aire y tierra

Pese al invierno la operación del aeropuerto ha sido de 70 vuelos por hora. También se busca el lugar para construir un segundo terminal aéreo para Bogotá.

Si bien Colombia ha presentado un avance significativo en América Latina en el sector de la aviación, jalonado por la modernización de sus aeropuertos, que en su gran mayoría han sido entregados en concesión, el país todavía requiere de mayores esfuerzos para alcanzar el liderazgo en la región.

Con esta visión, el sector privado a través de la Asociación del Transporte Aéreo en Colombia, ATAC, y la Aeronáutica Civil, determinaron dar vía libre al acompañamiento de la elaboración del proyecto de renovación tecnológica del aeropuerto Eldorado de Bogotá, con el fin de mejorar la infraestructura en el lado aire y en el lado tierra del terminal, lo que permitirá mejorar la operatividad del principal aeropuerto del país.

Este proceso estará en manos de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo, IATA, autoridad aeronáutica que a comienzos del año presentó una preocupante radiografía de las operaciones aéreas en Bogotá.

La decisión se tomó al observar las difíciles condiciones de transporte que ha provocado la ola invernal  y la urgente necesidad de garantizar la movilidad y conectividad entre las regiones y de Colombia con el mundo, para lo cual Eldorado será pieza fundamental, explicó el director de la Aerocivil, Santiago Castro.

Por su parte, los  ministros de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados, y de Transporte, Germán Cardona, coincidieron en señalar que la capital del país  es un punto estratégico para el desarrollo de la industria turística que en los último años ha visto como se fortalece y crece gracias a la confianza tanto de turistas como inversionistas que han permitido la llegada de las más importantes cadenas hoteleras internacionales.

Asimismo, se tomó la decisión de solicitar al ministerio de Defensa la viabilidad para permitir que las operaciones comerciales puedan sobrevolar  la zona restringida de Palanquero, con el fin de que las aerolíneas ahorren combustible y mejoren la competitividad en el sector, especialmente ante la proximidad de la temporada vacacional de mitad de año.

Así mismo, el viceministro de Turismo, Óscar Rueda García, señaló que el país está trabajando muy duro en el mejoramiento de la infraestructura hotelera y que prueba de ello es que en los próximos años el país tendrá las camas que se requieren.

De otro lado, el director de la Aerocivil, Santiago Castro Gómez, señaló que pese a la ola invernal, el aeropuerto Eldorado ha operado en condiciones normales, atendiendo 70 operaciones por hora. Sin embargo el objetivo de esta estrategia es aumentar el número de operaciones y para ello se adelanta la elaboración de un estudio que determine dónde debe estar ubicado un segundo aeropuerto para la capital del país. “Este debería estar localizado en la sabana de Bogotá”, explicó.

A trabajar en bien del sector aeronáutico nacional se comprometieron el ministro de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados; el Viceministro de Turismo, Oscar Rueda García; la Viceministra de Infraestructura del Ministerio de Transporte, María Constanza García Botero; el Director de la Aeronáutica Civil, Santiago Castro Gómez; el Presidente de ATAC, Manuel Leal Angarita; la Directora Ejecutiva de ATAC, Claudia Velázquez; el presidente de Satena, general Carlos Eduardo Montealegre; el presidente de Avianca, Fabio Villegas; el presidente de Copa, Roberto Junguito; el director Ejecutivo de Aires, Hernán Pasma; el gerente de American Airlines, José María Giraldo; el gerente de Air France, Gabriel García; el gerente del concesionario OPAIN, Juan Alberto Pulido y representantes de la IATA.

Prevención aviar


De otro lado, la concesionaria AirPlan anunció que adquirió un sistema robotizado que tiene como objetivo ahuyentar las aves que viven y merodean en inmediaciones de los aeropuertos Olaya Herrera, de Medellín; José María Córdova, de Rionegro y  Los Garzones, de Montería.

Se trata de un ingenioso sistema de fabricación europea que se ha empleado con éxito en aeropuertos de Italia, Reino Unido y recientemente en Perú, para atender el problema aviar, es decir, para evitar que las aves se impacten con los motores de las aeronaves y puedan producir accidentes. Airplan es el primer operador aeroportuario que lo utiliza en Colombia.

“El dispositivo, llamado Falco Robot GBRS, es un aeromodelo que imita a la perfección el vuelo, volteo, ataque, sobrevuelo en corrientes térmicas, que hacen las aves rapaces, provocando una reacción instintiva a la fuga, disuasoria o intimidatoria en las otras aves que son predadas por estas, tales como alcaravanes, palomas, golondrinas, garzas, etc., haciéndoles creer que están en peligro”, explicó la concesionaria.

“El aeromodelo en forma de ave rapaz, es operado por un funcionario totalmente capacitado por la empresa fabricante. El funcionamiento depende de un motor eléctrico alimentado con baterías recargables de litio, que sólo se utilizan para ascender y aterrizar, porque durante el vuelo el aparato aprovecha las corrientes térmicas de aire, como hacen las aves rapaces. No representa ningún peligro para las aves que se buscan alejar”, señaló Airplan.

Temas relacionados