Emblemática hacienda de los Castaño será para víctimas

La Corte avaló que la jurisdicción ordinaria, tanto como Justicia y Paz, promovieran la extinción con miras al fondo de reparación.

Para la reparación a las víctimas del paramilitarismo será empleada la hacienda Montecasino, un lugar donde, se dice, los Castaño ejecutaron a gran parte de sus víctimas, entre ellas los asesinos de Luis Carlos Galán; así lo determinó la Corte Suprema, que avaló el que su extinción se promueva a través de la jurisdicción ordinaria y Justicia y Paz, en bien  de la agilización del proceso.

Según la Sala Penal, ambos caminos son expeditos para poner el bien en favor del resarcimiento a las víctimas del paramilitarismo, y de ahí que requiera a la Fiscalía, tanto como a los magistrados del Tribunal Superior de Medellín para que culminen el proceso de extinción de dominio; en cualquiera de los casos, irá a parar al Fondo Nacional de Reparación.

Así, terminan los ires y venires de la hacienda, ubicada en el barrio El Poblado de Medellín, que fue un escenario de ‘ajusticiamiento’ de los disidentes integrantes del cartel que lideraba el extinto Pablo Escobar Gaviria.

Desde 2007, cuando el exparamilitar Jesús Ignacio Roldán, alias ‘Monoleche’, ofreció el bien como mecanismo de reparación a las víctimas, el mismo desmovilizado dio cuenta de irregularidades en el proceso de extinción, ocupado desde entonces por la Fiscalía.

Reconstruyendo la historia del lugar, indicó que allí fueron asesinados los autores materiales del magnicidio de Luis Carlos Galán Sarmiento y que el lugar también sirvió de escondite a los autodeminados ‘Perseguidos por Pablo Escobar’, Pepes, una vez fue dado de baja el líder del cartel de Medellín.

‘Monoleche’ había señalado en la audiencia en la que dio cuenta del predio que agentes del Departamento Administrativo de Seguridad, DAS, trasladaron al extinto jefe paramilitar Vicente Castaño a la hacienda, en momentos en los cuales las Autodefensas negociaban  la paz con el Gobierno Nacional.

Al parecer, agentes del organismo de inteligencia lo escoltaron desde Ralito, Córdoba, hasta la capital antioqueña, para que el entonces líder paramilitar pudiera celebrarle el cumpleaños a su hijo en ‘Montecasino’.

En su momento, se presumió que el predio sería utilizado para construcción de un parque por parte de la Alcaldía de Medellín, antes de que fuera recuperado por la Dirección Nacional de Estupefacientes, DNE.