Empezó juicio contra exministro de Kirchner

Gustavo Béliz tendrá que responder por revelar el nombre de un agente secreto.

Gustavo Béliz, ministro de Justicia durante el gobierno del presidente argentino Néstor Kirchner (2003-2007), comenzó este martes a ser sometido a un juicio oral por supuestamente haber revelado la identidad de agentes del servicio secreto argentino.


Los jueces Guillermo Gordo, Gerardo Larrambebere y Miguel Pons, del Tribunal Oral Federal Número 3 de Buenos Aires, dieron inicio a las audiencias en el debate, según confirmó el Centro de Información Judicial. El exfuncionario está acusado del delito de violación de la Ley de Inteligencia Nacional, por exhibir en 2004 en un programa de televisión la foto de un exintegrante de la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE, servicios secretos) de Argentina.


En la audiencia de este martes se leyó el auto de elevación a juicio y declaró el testigo Eduardo Jorge Fernández. Los miembros del tribunal resolvieron luego pasar a un cuarto intermedio hasta el próximo jueves, cuando se espera la declaración del segundo y único testigo que queda en este proceso, el extitular de la SIDE Sergio Acevedo, y ese mismo día podría leerse el veredicto.


El Código Penal argentino estipula que “será reprimido con reclusión o prisión de uno a seis años el que revelare secretos políticos o militares concernientes a la seguridad, a los medios de defensa o a las relaciones exteriores” del país.


Gustavo Béliz asumió como ministro de Justicia en mayo de 2003, en el inicio del gobierno de Kirchner, pero fue cesado en ese cargo en julio de 2004 a raíz de polémicas declaraciones de rechazo a las políticas de seguridad del Ejecutivo.


A poco de ser cesado, Béliz mostró en un programa de televisión la foto de Jaime Stiusso, por entonces jefe de Operaciones de la SIDE, al que acusó de irregularidades en el manejo de los servicios secretos. Al ser entrevistado por el programa “Hora clave”, el exministro se declaró víctima de presuntas maniobras de la SIDE y de “mafias de la policía y la Justicia”, lo que agudizó el escándalo.

Temas relacionados