En camión por Argentina

Hemos recorrido algunos kilómetros acompañando a Colombia en esta travesía por Argentina. Estuvimos en Jujuy, bien al Norte de este país.

Pasamos por Santa Fe, en el Litoral. Nos fuimos a Córdoba, un poquito más allá, en la región central. Y regresamos a nuestro Buenos Aires querido, pero hubo que viajar 60 kilómetros hasta La Plata, para ver la semifinal entre Uruguay y Perú.

Eso sí, ni este enviado de El Espectador ni ningún otro periodista de otro medio hizo tantas millas en esta Copa América como Aurelio Arturo Protzmann. Nacido en Gualeguaychú, Entre Ríos, este hombre de 60 años es el conductor del camión de Nike, un centro de prensa ambulante que cuenta con internet, plasmas para ver los partidos, computadoras por si alguno olvidó su portátil y hasta una cancha de fútbol-tenis.

Durante este torneo, como si se tratara de Billy Joe, el camionero que era acompañado por un simio en aquella inolvidable serie norteamericana, Don Aurelio recorrió todas las sedes a bordo del Freightliner de 21 metros, cuyo tráiler fue ploteado con las imágenes de Tévez, Higuaín y Neymar.

Nike, además, representó a cada selección con un lema producto de su campaña “Copa Barrio”. El de Colombia fue: “Controla la pelota, controla el juego”. Lástima que no pudo hacerlo contra Perú. Lo que pudo dominar este cronista, fue el temblor que le provocó la ola polar. En el interior del camión del amigo Aurelio, se sirvió un guiso de lentejas. Y cubrimos el partido con la panza llena y el corazón contento.