'En seguridad estamos bien': Mariella Barragán

Según la secretaria de Gobierno, en la capital no hay grandes amenazas ni presencia de bandas criminales.

En su primera entrevista a un medio escrito desde que se posesionó como secretaria de Gobierno, Mariella Barragán asegura que los principales retos de la ciudad en materia de seguridad tienen que ver con la convivencia. En contravía a lo dicho por los expertos de la Corporación Nuevo Arco Iris, que realizaron un estudio financiado por el despacho de la funcionaria, insiste en que en Bogotá no hay bandas criminales, sino delincuencia común; que Corabastos no está descuidado, y reitera que la restricción a la venta de licor se mantendrá.

¿Cuáles son las grandes amenazas a la seguridad hoy en la ciudad?


No creo que haya grandes amenazas. Bogotá tiene 7 millones 200 mil habitantes, hay una concentración por kilómetro cuadrado de alrededor de 17 personas y esto genera grandes retos de convivencia y de seguridad. Bogotá tiene las mismas problemáticas que sufren todas las grandes ciudades del mundo.

Pero se habla de mafias de microtráfico, de fleteo, de hurto... ¿Cómo van a enfrentar este tipo de retos?


La Policía ha cumplido una labor muy importante en este tema, ha desmantelado una gran cantidad de bandas que venían operando en la ciudad. Bogotá es hoy una de las ciudades más seguras del mundo, independientemente del pequeño robo que a veces nos mortifica.

Esas bandas delincuenciales, a las que usted hace referencia, ¿qué zonas estarían afectando?

Nosotros no tenemos un registro de las zonas más peligrosas en Bogotá, la Policía ha dado certeros golpes a las bandas delincuenciales, pero no podemos decir que alguna localidad sea la más peligrosa. Hay algunas que tienen mayor aglomeración de habitantes y por eso puede parecer que hay más delitos.

Al fin, ¿operan o no las bandas criminales en Bogotá?

Según los datos de la Policía, aquí no existen bandas estructuradas. No hay ninguna evidencia de que existan estos grupos en la capital, identificadas porque tienen control de territorio, están ligadas al narcotráfico y tienen una dirección política. En Bogotá sí hubo influencia de milicianos de las Farc, pero desde 2007 estas estructuras han sido golpeadas.

Pero en zonas como Caracolí la gente habla de toques de queda, de vacunas a ciertos grupos…

La Policía nos asegura que eso no sucede, pero vamos a empezar a trabajar en todas estas comunidades en donde manifiestan problemas con el apoyo de los actores de convivencia.

¿Cuántos homicidios se están registrando semanalmente?


El último fin de semana tuvimos un reporte de 14 homicidios. En el mismo fin de semana del año pasado se registraron 30.

¿A pesar de las críticas de algunos sectores la restricción a la venta de licor se mantiene?

Sí, porque este es un tema en donde prima el interés general sobre el particular, teniendo en cuenta que el 85% de las riñas que tenemos en Bogotá están ligadas al consumo del alcohol. La mayoría de sectores han recibido la medida de forma positiva. Un sondeo que hizo la Policía demostró que el 80% de 1.200 presidentes de juntas comunales consultados están de acuerdo con la restricción.

¿Qué resultados deja la prohibición hasta ahora?

Las lesiones comunes bajaron en un 49%, las lesiones en accidentes de tránsito disminuyeron un 32%, el homicidio común un 53%, las muertes en accidentes de tránsito un 42% y las riñas, ligadas al tema de la ingesta del alcohol, bajaron un 19,5%.

¿Es cierto que muchos establecimientos están cambiando la razón social para infringir la norma?


Ya tenemos los datos de alrededor de 1.200 casos dados por la Cámara de Comercio. Que no crean estos establecimientos que nos vamos a quedar tranquilos, que no crean que van a burlar la ley.

Hasta hace muy poco la Policía hablaba de que en Bogotá se robaban cuatro carros diarios, ¿cómo enfrentar ese flagelo?

Con inteligencia y con un llamado a la ciudadanía para que no dejen los carros en sitios inadecuados.

¿Usted estaría de acuerdo con la creación de un cuerpo especializado de la Policía para combatir el crimen, como lo han propuesto todos los candidatos a la Alcaldía de Bogotá?

No quiero entrar en controversias políticas, pero sí resalto que el Distrito ha apoyado la Escuela de Formación y Especialización para los Policías de Bogotá, para que se capaciten con un perfil muy alto. Esta escuela se va a entregar en los próximos días. También hay una insistencia para que el presidente Santos nos incremente más el pie de fuerza para la ciudad.

¿Cuántos policías hay en el momento?

Contamos con 18 mil.

¿Y cuántos uniformados más le están pidiendo al presidente?

Los que pueda. Para el Mundial Sub 20 va a haber un refuerzo de 3.500 policías, porque estamos esperando alrededor de 400 mil turistas. Ojalá que el presidente los deje de manera permanente.

¿Qué hacer frente al delito del fleteo, que ya suma más de 200 casos en lo corrido del año?

Estamos trabajando de manera conjunta con la Asobancaria, pero la ciudadanía también tiene que colaborar, siguiendo unas medidas de prevención y llamando a una línea de la Policía donde se ofrece acompañamiento.

Otro tema preocupante es el de los paseos millonarios. ¿Cómo trabajar este asunto con los taxistas?

Hay 50 mil taxis registrados en este momento, no sabemos cuántos taxis piratas hay. En este tema los ciudadanos también desempeñan un papel muy importante, hay ciertas medidas como no tomar taxis en la calle. El jueves hicimos un pacto de convivencia y seguridad con las empresas de taxis para disminuir el tema del fleteo y los atropellos a los usuarios.

¿Van a tener en cuenta el estudio de la Corporación Nuevo Arco Iris, que habla de bandas criminales y de narcomenudeo?

Ya me senté a hablar con ellos del tema, pero repito que la información de la Policía es que aquí no existen bacrim. En Bogotá no paga esconderse y aquí el que llegue a delinquir tiene que enfrentarse a un aparato robusto de Policía.

¿Han considerado intervenir Corabastos, descrito en la investigación como una zona franca para el crimen?

Ahí se mueven muchas problemáticas, pero la central tiene grandes fortalezas. Es un punto que no tenemos descuidado, tiene toda la atención de la Alcaldía Mayor y de las instituciones.

El tema de la inseguridad es mera percepción o es una realidad.

Todo tema de seguridad tiene elementos de percepción y de realidad, y en ambos sentidos estamos trabajando.

Temas relacionados