Encuentran restos y cadáveres del avión de Air France siniestrado en 2009

El vuelo cubría la ruta Río - París. La recuperación de los restos humanos se iniciará en un mes.

La recuperación de restos humanos y de las cajas negras del avión de Air France siniestrado en junio de 2009 con 228 ocupantes comenzará en un mes, dijeron hoy en París los investigadores.

Ambas serán las labores prioritarias de los equipos de rescate de los restos del avión, una gran parte de los cuales han sido localizados, confirmaron los responsables de la Oficina de Investigación y Análisis (BEA).

El director de este organismo, Jean-Paul Troadec, declaró en una rueda de prensa que se han encontrado cuerpos, pero precisó que "la prioridad será encontrar las cajas negras" del avión para tratar de aclarar las circunstancias del accidente.

Los responsables de la investigación no dieron más detalles sobre los cuerpos localizados.

El BEA está seleccionando ahora los medios técnicos más adecuados para proceder a las operaciones de recuperación de los restos del avión, que cubría la línea entre Río de Janeiro y París.

Se emplearán submarinos avanzados equipados con cámaras de alta definición y brazos articulados capaces de manipular los restos.

El responsable de la operación, Alain Bouillard, declaró que no se puede conocer el estado en el que se encuentran las cajas negras tras permanecer casi dos años a unos 4.000 metros de profundidad en el océano Atlántico.

"No tenemos la experiencia de la duración de estos instrumentos durante tanto tiempo", apostilló Troadec, quien expresó su "confianza" en hallarlos.

"No sabemos si están junto al fuselaje o si fueron desprendidos, en cuyo caso será más difícil encontrarlos", declaró Bouillard.

Los restos encontrados se extienden en un área "relativamente reducida" de 600 por 200 metros y fueron hallados durante la cuarta campaña de rastreo, localizado el norte del punto en el que los radares dejaron de tener señales del aparato.

Los investigadores no quisieron comunicar el punto exacto en el que han sido descubiertos los restos para no interferir en las labores de recuperación.

Emprendida el pasado 18 de marzo, la nueva campaña de búsqueda se centró en el área no explorada hasta entonces, la que según los investigadores tenía menos probabilidad de contener los restos.

La fase de búsqueda, valorada en unos 13 millones de dólares, fue financiada por Air France, propietaria del avión, y Airbus, su fabricante, que en total han invertido ya 28 millones de dólares en el hallazgo de los restos.

Ambas compañías se encuentran procesadas en la investigación judicial abierta por el accidente.

Temas relacionados