Encuesta en la que Petro gana Alcaldía pone a pensar en candidatura de Uribe

Sondeo ubica primero al excongresista en la intención de voto de los capitalinos.

La más reciente encuesta de Cifras y Conceptos sobre la intención de voto para la Alcaldía de Bogotá sostuvo que hoy por hoy los bogotanos escogerían a Gustavo Petro (15,4%) y en segundo lugar a Enrique Peñalosa (14,6%). Sin embargo, la encuesta también revela que de lanzarse el expresidente Álvaro Uribe, éste tomaría la ventaja (15,3%) y Petro pasaría al segundo puesto (13%).

Un escenario a todas luces de incertidumbre y a partir del cual muchos en los mentideros políticos se atreven a augurar la idea de que, de seguir creciendo la favorabilidad de Petro, el expresidente Álvaro Uribe se verá obligado a pulsar por el segundo cargo de elección popular del país. Al respecto, el mismo Gustavo Petro expresó: “Creo que lo que  hay es más un enfrentamiento entre dos proyectos de ciudad: el modelo del siglo XX, agenciado por Peñalosa y Uribe, y el nuevo modelo de ciudad del siglo XXI, que yo propongo. No me preocupa que Uribe se lance, porque el panorama que presenta la encuesta, dado ese caso, es un empate técnico”.

César Caballero, director de la firma encuestadora, sostiene que el escenario que se está presentando no es el de la polarización entre dos candidatos, sino entre tres e incluso cuatro. “Si bien la posibilidad de que Uribe se lance a la Alcaldía existe, puesto que el Partido de la U no ha definido candidato, creo que por los escándalos de corrupción en su gobierno y la imagen desfavorable que estos han producido, resultaría inconveniente esa candidatura”, dijo.

Para Armando Benedetti, presidente del Senado, lo que se está viendo es algo que él vaticinó hace dos meses: la polarización de la campaña entre Peñalosa y Petro. “Petro es un tipo inteligente y puede ganar la Alcaldía, pero la polarización le sirve a Peñalosa”, señaló.

Mientras tanto, en la U comienzan a escucharse voces de preocupación por la tendencia que mostró este último sondeo: la evidente caída del exalcalde y candidato del Partido Verde. Por ahora, lo que se puede inferir es que dos proyectos políticos, diametralmente opuestos, hoy se pelean la punta de la intención de voto en Bogotá.