"Era el hijo mayor de Cartagena"

El país, la música nacional y latina están de luto: uno de sus mejores representantes partió a la eternidad a los 56 años de edad y con muchas ganas de seguir ampliando su legado. Un digno de todos los homenajes.

Lo consiguió el Joe: creó un ritmo, una forma original de cantar, sonidos propios, una voz difícil de igualar. Eso es lo que lo hace inmortal para quienes admiraron su música, bailaron sus canciones y vivieron a su lado. Las reacciones al fallecimiento de Álvaro José Arroyo describen al gran artista, amigo y padre cuyo talento le permitió vivir, sufrir, reír, llorar, caer, levantarse y pasar a la historia de la música colombiana.

“Estoy muy triste. Mi hermano Joe Arroyo se nos fué. Celia cuídame a Joe”. Dijo el salsero Óscar D’León en su cuenta de Twitter, mientras Juanes escribía: “Día triste para la música.  Gracias por toda la alegría que nos dejas !Arriba Joe Arroyo!”. Willie Colón también manifestó sus condolencias a través de la red social: “Acompaño a la familia de Joe Arroyo y al pueblo colombiano por la pérdida de un gran artista. Nos dejó un gran legado, su voz seguirá presente”. Y lo mismo hizo el presidente Juan Manuel Santos, quien a pocos minutos de anunciada la noticia trinó: “Lamento la muerte de Joe Arroyo, una gran pérdida para la música y para Colombia. Toda mi solidaridad con su familia y seres queridos”.

Con una tristeza que afloraba en su voz, Luis Ojeda, manager del artista, habló con Caracol Radio para contar sobre su relación de negocios y amistad con el Joe, que ya llevaba 28 años. “Era un tipo noble, un gran cantante y compositor, un ser humano maravilloso, durante los años que lo acompañé fue mi amigo, mi hermano”. Para el representante también era el mejor cantante del mundo, pues nadie podía interpretar con una misma voz los aires que él cantaba: salsa, tropical, cumbia, chandé, bolero o vallenato.

Su amigo de las buenas y malas vivencias que acompañaron los inicios de Joe Arroyo, Wilson Manyoma, quien acaba de llegar de Australia, se refirió al artista cartagenero como un hombre grande, una gloria.  “Llegamos a Medellín muy jóvenes y nobles en muchas cosas, pero la alegría de nosotros en tarima era tremenda. Lo que hizo Álvaro y Manyoma, musicalmente, nadie lo puede catapultar. Ahora me queda recordarlo en mis presentaciones”.

Por su parte, el maestro Juan Piña habló en Caracol Radio sobre el pasado con Álvaro José: “compartimos tantas gaseosas, almuerzos, cuántas veces tuve que darle para el bus”.  Pero recordó episodios como los vividos hace unos pocos años cuando tuvo que cederle el turno al Joe en una presentación porque el le decía que ‘estaba botado y debía cantar’: “No podían poner a producir plata a un ser humano que su cuerpo no le daba”, agrega Piña, quien se manifestó dolido porque hace dos semanas “nos expulsaron de la clínica como unos desconocidos.  Estábamos Checo Acosta, los cantantes del grupo Bananas y Chelito de Castro”.

Fue un verdadero ser humano, lleno de aciertos y errores, cosa que para los que tuvieron un espacio en su vida está claro y lo dejan en su pasado. Pero lo memorable de su talento es lo que vale ahora recordar y así lo han hecho todos en sus manifestaciones de dolor por la partida de un colombiano al que el mundo artístico le debe gratitud y merece ser recordado, como lo hacen estas afirmaciones:

“La música en Colombia se divide en antes y después del Joe”, Juan Carlos Coronel.

“Era el hijo mayor de Cartagena”, Judith Pinedo, alcaldesa de Cartagena.

 “Deja un patrimonio inmaterial inmenso y muy difícil de superar. Es una tristeza que no se haya tenido en cuenta las prevenciones”, Ángel Thorrens, quien organizó la gira de sus 20 años de vida artística con Richi Ray y Bobby Cruz.

“El legado queda en esa manera interpretativa y sus composiciones. Son tantas las canciones que grabó y que tenía por grabar, pues él me decía que tenía mucho por hacer, sobretodo en el ritmo que él inventó: el ‘joeson’, que él lo sentía y quería que muchos lo continuaran”, Luis Ojeda, manager.

“El tono en que el hombre cantaba era muy arriba y eso nadie lo puede igualar. Joe deja marcada a mi familia con una canción que se llama ‘Manyoma’, es muy especial”, Wilson Manyoma.

“Es importante nacer para la música como nació el Joe”, Juan Piña.