'Es una humillación', dijo Moralesrussi al llegar esposado a Paloquemao

El excontralor de Bogotá se enfrentará desde hoy al juicio al que fue llamado por el carrusel de contratos.

'Esto es una humillación', gritó el excontralor de Bogotá Miguel Ángel Moralesrussi, luego de llegar esposado al complejo judicial de Paloquemao, en Bogotá, donde este lunes se adelanta el juicio que enfrenta por su presunta responsabilidad en el carrusel de la contratación.

Visiblemente afectado por estar privado de su libertad, en estas condiciones, el exfuncionario se presentó ante el juez 27 Penal con Funciones de Conocimiento de Bogotá, quien también juzgará la presunta responsabilidad de la exdirectora del Instituto de Desarrollo Urbano, IDU, Liliana Pardo; y su ex director técnico jurídico Inocencio Meléndez.

Aparentemente, existía un acuerdo con los contratistas de la fase Tres de Transmilenio, los exempresarios Nule, para repartir comisiones entre los exfuncionarios, a cambio de recibir un trato preferencial en la ejecución del convenio.

Al destituido jefe del ente de control fiscal capitalino se le endilgaron lo cargos de prevaricato por omisión y concusión, alrededor del cual se justificó la petición que hoy tiene al indiciado tras la rejas.

A Meléndez Julio, por su parte, la Fiscalía le endilga los punibles de prevaricato por acción, interés indebido en celebración de contratos, concusión como autor, prevaricato por omisión y celebración de contratos sin cumplimiento de requisitos legales.

Entre tanto, la exdirectora del IDU deberá responder por la presunta comisión de los delitos de contrato sin cumplimiento de requisitos legales, peculado por apropiación de terceros, prevaricato por omisión e interés indebido en la celebración de contratos.
 

 

últimas noticias