Escándalo Murdoch llega al Parlamento

La crisis desatada por las supuestas escuchas ilegales practicadas por el diario News Of the World en el Reino Unido obligó al primer ministro David Cameron a citar una sesión de emergencia en el Parlamento.

El escándalo que hoy causa revuelo en el Reino Unido por cuenta de las aparentes escuchas ilegales que se practicaban por parte del diario sensacionalista News of the World aumenta sus dimensiones a la par que pasan los días.

La última dimisión, causada por una suerte de efecto dominó que incluso ha tocado las puertas de Downing Street, fue la de Paul Stephenson, jefe de Scotland Yard. Ahora, cuando el ruido del escándalo comienza a afectar a los órganos estatales, el primer ministro David Cameron habla de la posibilidad de convocar una sesión de emergencia del Parlamento británico para el miércoles: “Para que yo pueda hacer una declaración, informar a la Cámara sobre la parte final de esta investigación judicial y responder a cualquier pregunta que surja hoy o mañana”, afirmó el premier desde Pretoria (Sudáfrica), en donde se encuentra de visita.

La renuncia de Stephenson se produjo el mismo día en el que Rebekah Brooks fuera arrestada. Después de un testimonio de cerca de 11 horas, la mujer de 43 años, exdirectora de News of the World entre 2000 y 2003 y hasta el viernes jefe de las publicaciones del grupo Murdoch en el Reino Unido (The Sun, News of the Word y The Times), fue puesta en libertad bajo fianza. Sin embargo, los cuestionamientos a su proceder periodístico, con acusaciones de pago de sobornos y de informaciones a cualquier precio –con el sacrificio de toda ética- llegaron al jefe de la policía británica. Al parecer, y es algo que la justicia tendrá que determinar, News of de World y algunos miembros de Scotland Yard habrían pactado un alianza perversa para mantener las escuchas lejos de la luz pública, como un método para obtener exclusivas.

El pedido de una sesión extraordinaria por parte de Cameron, quien ha visto a su exjefe de comunicaciones Andy Coulson (director de News of the World entre 2003 y 2007) sucumbir dentro del grupo de acusados –eso sin nombrar su renombrada amistad con Brooks- ha sido visto como un método para hacer frente al escándalo desde el terreno político. No obstante, no será la única participación que tendrá el Parlamento en esta madeja de acusaciones. Para el martes ha sido anunciada una comparecencia de Brooks ante la Comisión de Cultura de la  Cámara de los Comunes, en donde deberá responder por los supuestos sobornos policiales y su aparente responsabilidad en las escuchas, una versión que hasta el momento ha negado en sus declaraciones.

A la sesión pactada para el martes también está citado James Murdoch, hijo del magnate australiano-estadounidense Rupert Murdoch, quien se desempeña como director del conglomerado de medios de comunicación más grande del mundo (News Corporation) para Asia y Europa. Las versiones de prensa afirman que, de continuar su escalada, el escándalo podría cobrar la dimisión y posterior investigación del heredero de la dinastía mediática.