Escenario para la vivienda

Unas cuatro mil hectáreas de suelo aparecen en la Ley de Suelo Urbanizable del país.

La locomotora de la vivienda, con la que se busca edificar un millón de casas y apartamentos en todo el país, recibió ayer una importante porción de combustible tras la socialización que hizo el presidente Juan Manuel Santos de la Ley de Suelo Urbanizable, con la que se empezarían a recorrer los primeros kilómetros de la carrilera, ya que incorpora unas 4.000 hectáreas de suelo para Vivienda de Interés Social (VIS) y prioritaria.

“Para nosotros es un deber garantizar el acceso de los colombianos más pobres a una vivienda digna”, dijo Santos durante el lanzamiento de un proyecto en Soacha, conocido como Ciudad Verde y considerado uno de los más ambiciosos en VIS del país, con espacio para   42 mil familias.  Dijo además  que “esa larga lista de beneficios de los que gozarán los habitantes de Ciudad Verde será también una realidad para miles de familias de bajos recursos en todo el país. Y será una realidad gracias a la Ley de Suelo y Vivienda que hoy presentamos, que tiene como objetivo fundamental garantizar la disposición de suelo urbanizable para facilitar la oferta de viviendas en zonas urbanas”.

La ministra de Ambiente, Vivienda y Desarrollo  Territorial, Beatriz Uribe, explicó que para cumplir con la meta de un millón de viviendas se requiere habilitar 7.000 hectáreas de suelo urbanizable y destacó que con los macroproyectos se espera habilitar   4.000 hectáreas para construir  por lo menos 600 mil VIS. De acuerdo con las cifras del Ministerio, en las áreas urbanas de los 1.100 municipios del país vive  75% de la población (34 millones de personas), y lo que se busca es que en el año 2019, la cifra aumente a 40 millones. 

Santos dejó saber que bajo este nuevo escenario, un macroproyecto de vivienda puede estar listo para ejecutarse en seis meses, cuando antes los trámites tardaban hasta cinco años. Dijo que las personas que sean cabeza de hogar y que hayan perdido su casa por una dación en pago o por efectos de un remate judicial, podrán volver a acceder a un subsidio y aseguró que será posible facilitar la unión de recursos de las familias —la suma del ahorro familiar, el crédito y el subsidio—  para garantizar la capacidad financiera  para comprar la casa.