'Ese muerto no lo cargo yo': Mintransporte

Las adiciones de las concesiones suman $11 billones, tal y como lo había informado El Espectador. Se revisarán licitaciones viales.

Pese a que el ministro de Transporte, Germán Cardona, considera que la mayoría de los líos jurídicos que presenta la infraestructura vial del país los heredó del pasado Gobierno, y que si bien él debe buscar soluciones a esta  problemática por ser el titular de la cartera, cree que hay responsabilidades que no le corresponden.

Como dice la canción de Gustavo ‘Loco’ Quintero: Don Goyo, “Ese muerto no lo cargo yo, que lo cargue aquel que lo mató”. El ministro está sentenciando a los concesionarios a que asuman su responsabilidad, ya que, según explicó,  el único que  ha cumplido en todas las concesiones es el Gobierno.

Y es que en los últimos días el ministro ha sido blanco de ataques,  especialmente en proyectos que tenían la participación del grupo Nule, como el corredor Bosa-Girardot, y que presentan serios atrasos.

Así como este proyecto, que arrancó con un valor de $469 mil millones y que  hoy ya está en $1,1 billones,  hay otras obras a lo largo del país, cuyo costo inicial era de $13 billones y que hoy superan los $24 billones,  varias de las cuales están a punto de colapsar, como lo anunció El Espectador.

Frente a esta situación el ministro Cardona señaló que están dadas las condiciones para declarar la caducidad de varias obras, pero que él ha puesto en consideración si acaso esta sea la mejor decisión, pues se  deja una obra inconclusa y paralizada por varios años.

“Mis funcionarios y yo estamos sometidos a unos entes de control, abogados y normas jurídicas; como ocurrió con el director de Invías, Carlos Rosado, quien por favorecer a una comunidad y no declarar la caducidad del contrato de Isnos-Paletará, y a pesar de que a ciencia cierta sabía que lo iban a investigar, tomó esta determinación”, explicó Cardona. Y recalcó que hubiera sido mucho más cómodo declarar la caducidad y dejar esa obra abandonada por  tres años.

El funcionario señaló que está cansado de los continuos ataques en diferentes puntos de la geografía, cuando no tiene por qué responder por todo, como le expresó al gobernador de Antioquia tras ser acusado por un diario antioqueño de las dificultades del corredor Ancón Sur-Primavera, en el que el grupo Nule era interventor.

En cuanto a la denuncia de la Contraloría, que fue presentada hace varios días, esta señala que  las 22 concesiones viales en construcción y operación pasaron de costar $13 a $24 billones por adiciones presupuestales.

Algunos constructores, como los de la concesión  Ruta Caribe,  que adelantan la licitación del corredor Barranquilla-Cartagena, demostraron que no hay sobrecostos en el proyecto, sino que se debieron incluir obras adicionales por petición de las comunidades y de los alcaldes, y que los retrasos obedecen a la imposibilidad de adquirir algunos predios de propiedad de la familia Char, uno de los socios de  la vía Bogotá-Girardot, que también sufre este problema.

El ministro señaló que está frustrado y cansado de que le digan que está prometiendo en lugar de buscar soluciones a la problemática y que su salida del Ministerio depende solamente del presidente.

Temas relacionados

 

últimas noticias