Esguerra, ministro de Justicia

El Ministerio, eliminado en 2002, sigue en diseño y, una vez terminen, se posesionará Juan Carlos Esguerra. Ya comenzó funciones.

La recobrada cartera de Justicia ya tiene titular. Se trata del exconstituyente y exministro Juan Carlos Esguerra Portocarrero, un curtido jurista con mucha cercanía a la política. De clara filiación liberal, pero no distante del conservatismo por herencia familiar, después de participar en altos cargos en dos gobiernos y de dictar cátedra en diversas universidades por más de 30 años, ahora se integra a la nómina de la administración de la llamada unidad nacional.

El presidente Juan Manuel Santos dio a conocer la noticia y, pese a no tener aún perfeccionado el nuevo Ministerio, ya puso a trabajar a su escogido. De hecho, ayer estuvo en la última sesión de la mesa de concertación de la reforma a la justicia, en la que participan la Fiscalía, la Procuraduría y las altas cortes. “El Ministerio de Justicia lo estamos diseñando (…) y cuando esté maduro y listo se va a posesionar”, explicó el presidente Santos.

Esguerra es abogado y especialista en ciencias socioeconómicas de la Universidad Javeriana. Además, magíster en Derecho de la Universidad Cornell de Estados Unidos. Una formación que puso en práctica desde muy joven, moviéndose con holgura entre la academia y la política. La prueba es que en esta ocasión le ganó la carrera al Ministerio a Fernando Carrillo, Manuel José Cepeda, Carlos Gustavo Arrieta y Alfonso Gómez Méndez, quienes también estuvieron en el sonajero presidencial.

Tras su designación, Esguerra Portocarrero indicó que llega motivado a trabajar por “la justicia y el derecho”. “Habrá mucho trabajo de mi parte, mucho compromiso, mucha dedicación, y espero la colaboración de todos mis colegas, los abogados, que somos los primeros responsables de la justicia y de que las cosas en materia de derecho y de justicia funcionen como debe ser”, expresó en sus primeras declaraciones a la prensa.

Su nombre ya lo había tenido en cuenta el presidente Santos para ubicarlo en un alto cargo en el Estado. Lo incluyó en la terna que envió a la Corte Suprema de Justicia para el cargo de fiscal general de la Nación, que al final ganó Viviane Morales. En 1994, también había sido ternado para el mismo cargo. Ahora, el presidente Santos decidió ponerlo al frente de toda la justicia, con ministerio renovado.

Fue secretario general y viceministro de Comunicaciones entre 1974 y 1976, en el gobierno de Alfonso López Michelsen; delegatario a la Asamblea Nacional Constituyente de 1991, por el movimiento de Salvación Nacional con Álvaro Gómez Hurtado; ministro de Defensa Nacional (entre 1995 y 1997) y embajador de Colombia (1997 y 1998) ante el gobierno de los Estados Unidos, durante la Presidencia de Ernesto Samper Pizano.

Tiene 62 años y nació en una familia tradicionalmente cercana a las leyes. Es hijo del expresidente de la Corte Suprema de Justicia José María Esquerra Samper y hermano de la abogada Saturia Esguerra, quien ha sido nominada a procuradora general y fiscal general de la Nación. Desde 1977 ha ejercido la abogacía en derecho administrativo, constitucional, civil y comercial, y ha sido consultor en litigios y arbitramentos nacionales e internacionales.

Desde finales de los 80 hace parta de la lista de árbitros de la Cámara de Comercio de Bogotá y de la  de árbitros de la Cámara de Comercio Internacional de París (CCI). Además, en dos oportunidades (2004-2006) se desempeñó como  juez ad hoc de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. En la academia, ha sido docente de pregrado y posgrado de las universidades Javeriana, Externado de Colombia, los Andes y el Rosario. En la Javeriana fue decano de Derecho durante cuatro años.

Su primera incursión en el gabinete ministerial lo hizo para reemplazar a Fernando Botero Zea en la cartera de Defensa, durante los tormentosos días del Proceso 8.000 y el juicio en el Congreso al entonces presidente Ernesto Samper. Ahora, retorna al alto gobierno en el Ministerio de Justicia, más acorde con su formación y trayectoria profesional, y en un entorno político diferente de unidad nacional. Su esposa, Julia Miranda, es la actual directora de Parques Nacionales Naturales de Colombia.