España restablece límite de velocidad a 120 km/h

En marzo había sido establecida a 110 km/h para reducir la factura energética ante los elevados precios del petróleo.

El Gobierno español acordó restablecer el límite de velocidad en autopistas y autovías en 120 kilómetros por hora a partir del 1 de julio, tras limitarla en marzo a 110 para reducir la factura energética de España ante los elevados precios del petróleo.

El vicepresidente primero y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, explicó que el Gobierno ha considerado que la medida ya “no tiene sentido”, porque el precio del barril de Brent ronda los 106 dólares frente a los 115 dólares en los que se situaba cuando se aprobó la medida.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Rubalcaba dijo que la reducción de la velocidad ha permitido ahorrar 450 millones de euros y ha servido, además, para generar un debate positivo en la sociedad, que es “más consciente de que correr cuesta dinero, es peligroso y contamina”.
 
“Mi impresión, después de este debate, es que los españoles van a correr un poco menos, porque es más barato, más seguro y menos contaminante”, añadió.

El pasado 7 de marzo, el Gobierno redujo a 110 kilómetros/hora la velocidad máxima con carácter temporal -inicialmente hasta el 30 de junio-, para rebajar la factura energética de España a raíz de los elevados precios del petróleo por los conflictos en el norte de África.

El vicepresidente añadió que las cifras de ahorro “no han estado mal” y que todas las previsiones indican que el precio del crudo continuará a la baja.

La polémica medida, que contó con un fuerte rechazo popular y el escepticismo de los expertos, integraba un plan de ahorro energético aprobado por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero para reducir las importaciones de petróleo ante la subida del precio del crudo.

Con todas las medidas de ahorro, el Gobierno buscaba reducir la factura petrolera en 2.300 millones de euros.

Cuando el Gobierno aprobó estas medidas el barril de Brent rozaba los 120 dólares y los carburantes marcaban precios máximos, con la gasolina por encima de los 1,3 euros de media el litro por primera vez.

Esta semana, tras encarecerse ligeramente, el litro de gasolina se vende de media a 1,323 en España, en tanto que el gasóleo a 1,272 euros por litro.

El conservador Partido Popular, el principal de la oposición en España, había pedido al Gobierno la supresión de la limitación al considerarla una medida “ineficaz y caprichosa”.

Temas relacionados