Estándares de calidad para atender adultos mayores

El Distrito entregó siete lineamientos para mejorar la atención a la tercera edad en la capital.

En vista de la creciente población de la tercera edad en la ciudad, que alcanza 709 mil personas mayores de 60 años y otras 760 mil con edades entre 50 y 59 años que se acercan a esta condición, la secretarías de Integración Social y Salud entregaron siete estándares técnicos de calidad que deberán cumplir las instituciones que atienden y protegen a los ancianos de Bogotá.

El primero es el estándar de Nutrición y Salubridad, que contempla la garantía nutricional de las personas mayores y promueve su salud, dentro de unas condiciones higiénicas y sanitarias óptimas. El segundo es el estándar de Ambientes Adecuados y Seguros, mediante el cual se pretende ofrecer la infraestructura, dotación y medidas de seguridad con que debe contar el servicio. En tercero y cuarto lugar están los estándares de Atención Integral para el Desarrollo Humano y el de Talento Humano, los cuales pretenden consolidar un equipo que preste un servicio social idóneo para llevar a los adultos mayores hacia una vejez digna. Un quinto estándar, referente la Gestión Administrativa, se referencia a la capacidad de gestión de las instituciones para controlar y evaluar las actividades que se desarrollan para el cumplimiento de sus objetivos. Por último, está el estándar de participación, que contempla los mecanismos para que la ciudadanía participe en los niveles de análisis, discusión y decisión en estas entidades, y el estándar de Información, mediante el cual se busca consolidar una base de datos de las personas mayores, sus familias y redes de apoyo.

Mediante estos lineamientos se busca mejorar la atención de los hogares geriátricos, fortaleciendo 510 de estas instituciones, y ampliar la cobertura hacia la población de adultos mayores, de los cuales 49.404 reciben hoy en día un subsidio económico y 1.627 son atendidos en 11 Centros de Protección Social en donde se les proporciona alojamiento, alimentación, servicios de salud y actividades recreativas y lúdicas.

Asimismo, se busca incrementar las cifras de participación, según las cuales 215.730 personas mayores han participado en actividades de recreación, físicas, juegos, encuentro de saberes y vacaciones recreativas, y las cifras de cobertura, que indican que 134.075 personas mayores de 60 años están afiliadas al régimen subsidiado, de las cuales 9.202 son personas mayores con discapacidad.

La Secretaría de Salud y la de Integración Social tienen la responsabilidad de socializar los estándares con las instituciones prestadoras del servicio y aportar las herramientas conceptuales y metodológicas para cumplir los estándares. Asimismo, estas entidades ejercerán la Inspección, Vigilancia y Control a la prestación del servicio.