Estado Mayor de las FF.MM. operará desde el Cauca

Los altos mandos estarán en la zona de manera indefinida, coordinando la ofensiva contra las Farc.

Este lunes el Estado Mayor Conjunto de las FF.MM. , al mando del almirante Edgar Cely, trasladarán su centro de operaciones a la ciudad de Popayán, departamento del Cauca, donde se pondrán al frente del la ofensiva contra las Farc, tras los recientes atentados terroristas que dejan seis muertos y más de 60 heridos.

Se planteará la estrategia de guerra que será puesta en marcha por el batallón de alta montaña, ubicado en Tacueyó y que busca cerrar el corredor estratégico de las Farc. Así mismo, con el envío de fuerzas especializadas del Ejército y la Policía, se blindarán los puntos críticos de las poblaciones en ese departamento.

Las Fuerzas Militares concentrarán sus operaciones en Toribío, Corinto, Caldono, Jambaló, y los pequeños caseríos de Siberia y de Mondomo, donde en los últimos días las Farc detonaron dos carros bomba y atacaron las estaciones de Policía.

Con la decisión de trasladar un batallón de “acción decisiva a esa región” y una compañía de fuerzas especiales urbanas, las autoridades esperan bloquear los ataques terroristas lograr la captura de alias 'Jaimito', cabecilla del Frente Sexto de las Farc, presunto responsables del ataque con un carro bomba.

Según el alcalde de Toribío, Carlos Alberto Banguero, este es el tercer ataque que cometen las Farc durante 2011. En enero y abril hostigaron el área rural del municipio, pero la policía y el ejército los bloquearon.

Según el alcalde Banguero, en la historia de Toribío, las Farc han cometido 13 ataques, en los cuales han muerto 41 personas y 600 han resultado heridas.

La guerrilla hostigó también el sábado las poblaciones vecinas de Caldono, Jambaló, Siberia y Santander de Quilichao.

En la última década, las Farc han sufrido los peores golpes a manos de las fuerzas militares, lo que las ha obligado a multiplicar sus ataques a pequeña escala en zonas apartadas del país.

Las casas usadas por las Farc como guarida serán destruidas con orden judicial

Tras el rechazo que generó la propuesta del Gobierno de destruir las casas que sean utilizadas por guerrilleros de las Farc para perpetrar acciones terroristas o para atacar a las autoridades, el ministro de Defensa, Rodrigo Rivera Salazar, precisó que esa medida se ejecutará sólo hasta que exista una orden judicial.

Rivera explicó que la destrucción de estas viviendas se hará luego de que se realice un proceso de extinción de dominio y se pruebe que dichas construcciones son usadas por los subversivos.

Dijo además que en los próximos días las Fuerzas Militares le entregarán a la Fiscalía varios videos en los cuales se demuestra que los guerrilleros han usado algunas construcciones como trincheras.

“Con estás evidencias se iniciará un proceso legal en el que los propietarios tendrán la oportunidad de explicar por qué los guerrilleros ingresaron a esas a casas. Finalmente quedaría un proceso de extinción de dominio”, dijo.