'Estamos listos para actuar'

El ministro de las TIC explica en qué consiste la alianza para combatir el robo de celulares y el proceso de subasta con el que se ampliará la concesión del espectro radioeléctrico en el país.

El jueves pasado, tras varias reuniones, los ministerios de Defensa y Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), la Policía Nacional, los operadores y fabricantes de celulares presentaron la ofensiva con la que buscan combatir el robo de teléfonos móviles en el país, la cual contempla, entre otras medidas, desactivar los equipos y chips que hayan sido reportados.

Según datos del Ministerio de Defensa, de los robos ocurridos durante el último año, el 40% tuvo como motivación un teléfono celular. Sin embargo, las cifras de denuncias aún son muy bajas: alrededor de 15.000 celulares robados fueron reportados en 2010 a las autoridades.

En entrevista con El Espectador, Diego Molano Vega, titular de la cartera de las TIC, explica los alcances que tendrá esta medida en el mercado y cómo se implementará; asimismo, anuncia la posible llegada de nuevos operadores móviles al país gracias a la subasta con la que se otorgará una ampliación de 30 megahertz del espectro radioeléctrico.

¿Cuáles fueron las medidas acordadas para combatir el robo de teléfonos móviles?

Primero, los operadores se comprometieron a no activar en sus redes equipos de los que no se conozca su procedencia; segundo, los únicos sitios autorizados para la venta de celulares serán las tiendas certificadas por ellos, quienes, como tercera medida, ofrecerán planes de reposición de equipos nuevos para que la gente pueda adquirirlos a buen precio; y cuarto, los operadores compartirán sus bases de datos con su competencia en el mercado nacional y con sus propias operaciones en otros países del mundo, especialmente en América Latina.

¿Hay un cronograma definido para su implementación?

Queremos que estas medidas entren en acción en los próximos 30 días, por eso estamos trabajando para garantizar todo el ropaje jurídico necesario que permita su aplicación. Pero es vital que la ciudadanía denuncie el robo de celulares.

¿Se destinarán recursos públicos para su implementación?

Su puesta en marcha estará a cargo de los operadores. De esta forma la Policía Nacional va a tener herramientas, sobre todo jurídicas, para el decomiso de los equipos robados.

¿Cuál ha sido la respuesta de los operadores a esta iniciativa?

Están muy dispuestos a colaborar, porque es un problema que también los afecta a ellos y a los fabricantes de tecnología. Muchas de estas soluciones fueron propuestas por ellos.

¿Cómo llegaron a confeccionar esta iniciativa?

Hemos recogido propuestas del pasado, pero esta vez seremos muy proactivos con las medidas. Hay que aclarar que esto conlleva riesgos técnicos, porque la industria del robo de celulares los falsifica y reprograma, y nosotros tenemos que estar muy al tanto de sus procedimientos para que podamos contrarrestar esta práctica.

¿Tendrá algún impacto en las bajas cifras de denuncias?

La gente no denuncia porque cree que no va a pasar nada. Con estas medidas queremos decirles que sí vamos a tomar cartas en el asunto, que ese celular se va a bloquear y no se podrá volver a activar.

Cambiando de tema, ¿por qué es necesario realizar una ampliación del espectro radioeléctrico?

Es la materia prima de la industria de las telecomunicaciones y ella necesita esta ampliación para expandirse, para que pueda ofrecer más y mejores servicios de telefonía y de internet.

¿Cómo se realizará?

Es una subasta de 30 megahertz; será una concesión de diez años y tendrá un precio base de US$94 millones. Hoy publicamos los pliegos de condiciones para las empresas interesadas en participar de este proceso.

¿Ya hay candidatos?

Seis empresas ya manifestaron su interés, entre las que se encuentran los tres operadores móviles actuales.

¿Significa que entrarán nuevos operadores al país?

Es una posibilidad.

¿Qué beneficios le traerá este proceso al país?

La empresa que gane esta puja tendrá la oportunidad de contribuir a que más escuelas estén conectadas en el país. Por otro lado, los usuarios tendrán una mayor y mejor cobertura de celular de internet inalámbrico.