Excongresista Olano, sexto testigo que no declara en caso Iván Moreno

Su defensor adujo que estaba pendiente del desarrollo de una diligencia del proceso penal que enfrenta por estos hechos.

El excongresista Germán Olano se convirtió en el sexto testimonio fallido del juicio disciplinario contra el suspendido senador Iván Moreno por el carrusel de la contratación, luego de que el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario, Inpec, indicara que no lo trasladaría a la diligencia programada para este miércoles.

Su abogado Diego Corredor envió una comunicación a la Procurduría en la que solicita un aplazamiento de la diligencia, debido al cumplimiento de  una audiencia, en el marco del proceso penal que enfrenta por el mismo caso. El apoderado de Moreno, Jaime Araújo Rentería, dijo que se trataba de un invento, para no cumplir con este compromiso.

Al parecer, el exrepresentante a la Cámara por Bogotá, tanto como el hermano del alcalde de la capital, exigieron comisiones a los Nule a cambio de mover influencias en el Distrito, a fin de favorecer a los empresarios Nule en licitaciones como la de la Fase III de Transmilenio.

Ambos fueron detenidos y cobijados con medida de aseguramiento por decisión de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia
, que presume cierto grado de certeza acerca de la responsabilidad de los dos dirigentes en estos hechos de corrupción.

De hecho, a Olano Becerra el escándalo le valió la destitución e inhabilidad en el ejercicio de funciones públicas durante 12 años, luego de que el Ministerio Público lo responsabilizara de la irregular exigencia de coimas.

Según el testimonio rendido por el dirigente ante la Corte Suprema de Justicia, el alcalde Samuel Moreno mantenía estrechas relaciones y de vieja data con excontratistas del Distrito como Julio Gómez, de quien se dice lo apoyó financieramente en sus campañas políticas, y el abogado Álvaro Dávila, exasesor de los Nule.

Señaló que fue de acuerdo a los intereses del empresario y el jurista que se fueron produciendo los nombramientos en entidades como Instituto de Desarrollo Urbano, IDU
, y que a los lazos de amistad del alcalde con empresario hoy mencionados en el escándalo de contratación se unía el propio secretario de salud Héctor Zambrano y exdirectores de varios hospitales del Distrito.