Exdirector técnico de IDU se excusó de declarar en caso Iván Moreno

Fue citado por la Sala Penal de la Corte a diligencia que se cumplirá este viernes.

El exdirector técnio y Jurídico del Instituto de Desarrollo Urbano, IDU, Inocencio Meléndez, se excusó de cumplir con la convocatoria de  la Corte Suprema de Justicia, que lo requería para declarar dentro de la investigación penal que enfrenta el suspendido senador Iván Moreno, por la presunta responsabilidad de este último en actos de corrupción que habrían rodeado la contratación del Distrito.

Se espera que Meléndez aclare si conoce o no exigencias de dinero o cobro de comisiones por parte del parlamentario, encaminadas a favorecer a los exempresarios Nule, luego de que señalara ante la Procuraduría que eran él y su hermano los principales responsables de las irregularidades que se dieron en la firma de los convenios.

Dijo que al burgomaestre se le llamaba ‘la doctora’ y al parlamentario ‘el jefe’ y que ambos actuaban de acuerdo a los intereses de los empresarios Emilio Tapias y Julio Gómez. La cercanía era tal que el jefe de la administración local viajaba acompañado del pirmero de ellos cuando ya habían iniciado las indagaciones penales, según se lo habría dicho Miguel Nule, que al parecer los sorprendió en el muelle internacional del Aeropuerto hablando de 5.000 millones de pesos.

Tal era el poder de influencia de estos últimos, dice, que fue por voluntad suya que Néstor Eugenio Ramírez llegó a la Dirección del IDU, tras la salida de Liliana Pardo.

Aseguró en su momento que era claro el poder de influencia de los dos empresarios, pues recibía requerimientos que, según su relato, coincidían con sus intereses. En ese sentido, aseguró, era sabido que ambos estaban interesados en que el contrato de Transmilenio por la Séptima se diera por adición al que ya tenían adjudicado para mantener la malla vial y, coincidencialmente, el alcalde lo llamó para que emitiera un concepto favorable en ese mismo propósito.

El objetivo de Tapias y Gómez, insiste, era asignarse para sus respectivos concesionarios este nuevo convenio para la adecuación de la vía, aún cuando la normatividad vigente era contraria a sus voluntades.