Exfiscal Buitrago amplió versión por caso Palacio de Justicia

La exfuncionaria presentó los documentos que acreditan la identidad del testigo en contra del coronel Plazas.

Por la supuesta suplantación de Édgar Villamizar, uno de los testimonios en contra del coronel (r) Alfonso Plazas Vega por el holocausto del Palacio de Justicia, amplió versión la exfiscal Ángela María Buitrago, luego de que ella misma así lo solicitara.

La diligencia se cumplió ante la fiscal primera Delegada anta la Corte Suprema de Justicia, a quien le fue asignada la reapertura del caso, luego de que la Procuraduría General de la Nación presentara un nuevo testimonio del mismo declarante en el que dice haber sido suplantado durante la diligencia en la cual la investigadora Buitrago escuchó sus señalamientos, en los que confirma el traslado de civiles a la Escuela de Caballería y su posterior tortura y desaparición.

Según apartes del escrito del ente de control disciplinario dado a conocer públicamente, el exuniformado declaró que la firma que certifica el acopio de su testimonio no corresponde a la suya, pero que los hechos allí relatados tampoco se compensan con la realidad, pues afirmó no haber presenciado ninguna de las escenas que allí se describen, por cuanto ni siquiera estuvo en el lugar de los hechos.

Buitrago, quien  fue apartada de la segunda parte de la investigación por decisión del exfiscal General Guillermo Mendoza Diago, presentó pruebas técnicas practicadas al testigo el día de la declaración, con las que intenta demostrar que el hecho de que se identifique en el expediente como Édgar Villareal y no Villamizar son el resultado de un error de digitación y no la demostración de que se trata de una suplantación del testigo.

Villamizar Espinel pertenecía al Batallón Vargas de la Séptima Brigada del Ejército con  sede en Villavicencio, Meta, y, según el expediente que derivó en la condena de Plazas, se trasladó a Bogotá, en respuesta a la orden emitida por el entonces comandante de la fuerza castrense, general Rafael Samudio Molina, de que se agregaran tropas de la Brigada en mención.

El testigo que la fiscal Buitrago identifica como Villamizar Espinel se presentó voluntariamente a la Escuela de Caballería un mes después de que la entonces fiscal segunda delegada ante la Corte, Ángela maría Buitrago, profirió resolución de acusación en contra del coronel (r) Plazas por la desaparición de 11 civiles, durante el holocausto del Palacio de Justicia.

El oficial (r) terminó condenado a 30 años de cárcel y la funcionaria había sido favorecida con el archivo de una denuncia en su contra por la supuesta suplantación del testigo, expediente que volvió abrirse luego de los señalamientos de la Procuraduría, que aportó la nueva declaración  en la que el testigo dice nunca haber afirmado lo consignado en el expediente.

La propia fiscal General Viviane Morales dejó abiertas las puertas a que sea una retractación del testigo y no a un hecho irregular de parte de Buitrago; indicó, así mismo, que se trata de una sola prueba dentro del conjunto de otras que, a juicio de la investigadora, demostraban la responsabilidad de Plazas Vega en los hechos por los cuales fue sentenciado.