Exmarido de amante de Schwarzenegger se siente traicionado por su héroe

Rogelio Baena confesó que, a pesar de los acontecimientos, espera poder decirle al adolescente que es su padre.

El exmarido de la amante de Arnold Schwarzenegger y madre del hijo secreto del actor aseguró que se sintió traicionado por su “héroe” cuando recientemente se enteró de que el exgobernador era el verdadero padre del niño.

En una entrevista concedida al canal Entertainment Tonight, Rogelio Baena insistió en que hasta que el escándalo salió a la luz la semana pasada él creyó que era el padre biológico del pequeño Schwarzenegger, que cumplió ya 13 años.

(Estoy) muy, muy enfadado”, afirmó Baena, que estuvo casado con Mildred Patricia Baena durante una década y de quien se divorció apenas tres semanas después de que diera a luz al niño que en la actualidad guarda mucho parecido físico con el protagonista de “Terminator”.

Rogelio Baena confesó que, a pesar de los acontecimientos, espera poder decirle al ahora preadolescente que es su padre.

El hombre confesó que había sido admirador de Schwarzenegger, a quien consideraba su “héroe” hasta que supo del “affair” que tuvo con su mujer
Me siento traicionado”, explicó.

El pasado día 17 se conoció que Arnold Schwarzenegger le fue infiel a su mujer María Shriver con una trabajadora del servicio doméstico de su familia, Mildred Patricia Baena, quien quedó embarazada del actor y tuvo un varón en octubre de 1997, unos días después de que Shriver diera a luz al segundo hijo reconocido de Schwarzenegger, Patrick.

El expolítico mantuvo el secreto hasta el pasado enero, cuando terminó su mandato de gobernador de California y decidió contarle a Shriver su relación con Baena, que trabajó para los Schwarzenegger durante 20 años hasta el inicio de 2011.

La aún esposa de Schwarzenegger abandonó el domicilio conyugal con el “corazón roto”, según sus propias palabras, y contrató los servicios de una abogada especialista en divorcios.

Schwarzenegger ha proporcionado ayuda financiera para la crianza de su hijo con Baena, que vive en una residencia comprada en junio pasado en Bakersfield, California, a unos 150 kilómetros de la casa de Schwarzenegger.