Expersonero al ruedo

El hombre que se atrevió a denunciar los llamados 'falsos positivos' asegura que los factores de riesgo de ese delito se mantienen y que en el municipio podrían estar operando bacrim.

Nacionalmente conocido por ser el primer funcionario que se atrevió a denunciar los llamados ‘falsos positivos’ (asesinatos presuntamente cometidos por miembros de la Fuerza Pública contra jóvenes inocentes), el expersonero de Soacha Fernando Escobar anuncia oficialmente su aspiración a la Alcaldía de ese municipio.

Después de recibir invitaciones de partidos como la U, el Polo Democrático y Cambio Radical, abandonó las toldas liberales para aceptar el aval del Partido Verde, que lo escogió como su candidato único. Dice que entre otras cosas lo hizo porque esa colectividad no le exigió negociar nada con nadie ni tener que medirse en una consulta interna.

 En su primera entrevista como aspirante, afirma que ha habido lentitud en los procesos por los ‘falsos positivos’, que los factores de riesgo de este delito se mantienen y que lo más probable es que en Soacha operen las llamadas bacrim (bandas paramilitares emergentes).

¿Por qué buscar la Alcaldía de Soacha?

Porque creemos que estamos maduros. Desde hace 15 años venimos sacando adelante un trabajo social, pero ya no se trata de cumplir la función de garantes, sino que hay un interés de promover políticas públicas. La idea es convertir a Soacha en un territorio de oportunidades.

Se ha dicho que Soacha es una olla a presión en la que se mezclan todos los problemas sociales, ¿cómo recuperar el municipio?

El problema básico es el de la pobreza y la marginalidad. Un buen enfoque es convertirnos en potencia deportiva y proveer bienes básicos. Pero además hay que influir en decisiones políticas para que se cambie la concepción esa de que los límites entre Bogotá y Soacha son impasables.

¿Por qué se lanza por el  Verde, si usted siempre ha sido liberal?

Me siento complacido de estar en un partido que representa renovación y está asociado con la capacidad de gestión de tres grandes exalcaldes. Ellos tuvieron la generosidad de invitarme a participar sin tener que medirme en una consulta ni tener que negociar nada con nadie. Soy el tercer candidato avalado en el país, después de Enrique Peñalosa y Sergio Fajardo. Ese es un reconocimiento con el municipio.

¿Qué les responde a quienes dicen que está capitalizando políticamente sus denuncias de los ‘falsos positivos’?

Tendría que decir que el trabajo que he hecho es muy importante, pero que no solamente ha tenido que ver con eso. Estamos seguramente capitalizando un esfuerzo de sectores muy amplios de la población, que consideran que es posible hacer una gestión diferente y que hoy es el momento de pasar de la denuncia a las propuestas específicas.

¿Se han registrado más denuncias de ‘falsos positivos’?

Los factores de riesgo se mantienen, pues tienen que ver con la falta de oportunidades. Sin embargo, desde hace casi dos años no se reciben denuncias.

¿Y qué ha pasado con las denuncias de las 17 madres?

Eso sigue un camino lento judicialmente hablando. Hay diversos niveles de avance y en algunos casos no se ha hecho ni siquiera la imputación de cargos.

¿Hay bacrim en  Soacha?

En Soacha hay bandas y se parecen tanto y actúan de una manera tan similar a las bacrim que me recuerdan el chiste ese de: si come como pato, tiene cola de pato, cabeza de pato y hace “cuac”, lo más probable es que sea un pato.

¿Cómo va a hacer para que no le ganen las maquinarias que  triunfan en Soacha?

Hay quienes creen que en Soacha no se puede hacer política de manera diferente. Yo creo que sí se puede y que hay una madurez en parte de la población que permitiría el voto de opinión.

¿Qué consejo le han dado los tres exalcaldes?

Antanas Mockus me dijo que el postulado de que la vida es sagrada tomaba forma concreta en gestiones como las que hemos adelantado en Soacha. Con ‘Lucho’ Garzón hablé por aparte. Él considera que están dadas las condiciones para hacer una gestión importante.

¿Y qué le dijo Rafael Pardo, el jefe del Partido Liberal, por haberlos abandonado?

En los mejores términos me invitó para que me quedara, pero ya mi decisión estaba tomada.

Temas relacionados

 

últimas noticias