Exsenador Jairo Merlano, capturado por orden de la Corte Suprema

El CTI lo trasladó a Bogotá, donde el lunes debe comparecer ante la Corte Suprema.

Por presuntos vínculos con grupos paramilitares, el exsenador Jairo Merlano fue capturado por agentes del Cuerpo técnico de Investigación, CTI, de la Fiscalía, que materializaron una orden de detención emitida por la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia.

A Merlano la justicia lo procesa por sus presuntos vínculos con el desmovilizado bloque Héroes de los Montes de María, agrupación armada ilegal que lo habría apoyado para llegar al Congreso como senador, siendo su fórmula a la Cámara de Representantes, la condenada por estos hechos Muriel Benitorevollo Balseiro.

Fue llevado en una camioneta blanca de vidrios oscuros hacia el Aeropuerto Las Brujas, en Corozal, con rumbo al Búnker de la Fiscalía General de la Nación.

Merlano, que ya había sido juzgado por este caso, fue absuelto el 19 de junio de 2008, porque según el juez Tercero Penal Especializado de Bogotá, no había pruebas suficientes que demostraran la concreción de una alianza entre el dirigente y paramilitares.

Durante la época, el exlegislador había terminado siendo investigado por la Fiscalía, pues una vez la Corte abrió proceso formal en su contra, renunció a su investidura parlamentaria.

De allí que la Sala Penal del alto tribunal hubiera perdido la competencia parcialmente en el caso y que hubiera sido un juez ordinario quien determinara si era viable responsabilizarlo penalmente por la supuesta alianza ilegal con las AUC.

Sin embargo, a fines de 2009, la Corte Suprema de Justicia hizo uso de una jurisprudencia que le permitìa seguir juzgando a dirigentes aùn cuando huciesen renunciado a su fuero, siempre y cuando la investigaciòn estuviese relacionada directamente con funciones propias del cargo de legislador.

Así las cosas, la Corte retomó, uno a uno, los proceso que estaban en fase de investigación en la Fiscalía General de la Nación.

Al finalizar este proceso, se evidenció que el alcance de la decisión, además le permitiía revisar los casos ya fallados ante jueces de primera instancia, como era el caso de Merlano.

Los familiares del exsenador no quisieraon referirse al tema, mientras que sus amigos y líderes del movimiento político que gestó y lidera en el departamento de Sucre, aseguraron que su recaptura obedece a una persecución política con motivo de la campaña que está en curso.