Fórmulas de hábitat según los candidatos

Para nadie es un secreto que Bogotá, con cerca de siete millones de habitantes, tiene cada vez menos espacio disponible para seguir creciendo.

Por eso, en momentos en los que se conoce que la capital tiene un déficit de 300 mil viviendas y que el sector de hábitat es uno de los más atrasados en las metas del cuatrienio, los candidatos a la Alcaldía de Bogotá expresaron sus propuestas para el desarrollo y crecimiento urbano en los próximos años.

Ayer, en una reunión convocada por la Lonja Propiedad Raíz de Bogotá,  los aspirantes al segundo cargo más importante del país confirmaron que están de acuerdo con la necesidad de promover un reordenamiento, no sólo político, sino además financiero y administrativo de Bogotá.

Pero en cuanto a la expansión de la ciudad, las propuestas empiezan a diversificarse. Mientras algunos le apuestan al crecimiento en la periferia, como Enrique Peñalosa, otros como Gustavo Petro y Gina Parody —quien plantea además una alianza entre el sector público y privado— creen que la solución a la escasez de vivienda puede ser construir en la ciudad.

El exalcalde Jaime Castro enfocó su exposición en la urgencia de buscar nuevas fuentes de ingresos para la capital y así promover estrategias para el desarrollo. Según Castro: “La próxima Alcaldía no será de cosecha sino de siembra, el próximo alcalde tendrá que tener visión de futuro”.

Por su parte, la presidenta de la Lonja de Bogotá, Amparo Araújo, señaló que debe ser una prioridad la integración para el crecimiento económico y el desarrollo, con la premisa de ciudad-región como marco de referencia. Para Araújo, el gran reto del nuevo alcalde será reducir el déficit habitacional y hacer de Bogotá el mejor negocio para todos”.