Federer doma a su 'bestia negra' y llega a octavos de Wimbledon

El suizo barrió en tres sets seguidos al argentino David Nalbandian.

El suizo Roger Federer, tercer favorito, pasó este sábado a octavos de final de Wimbledon tras superar 6-4, 6-2, 6-4 al argentino David Nalbandian (N.28), uno de los rivales que más dolores de cabeza le dio en su carrera y que definió como su "bestia negra" antes del cruce.

El suizo chocará en octavos con el vencedor del duelo que sostendrán el español Nicolás Almagro (N.16) y el ruso Mikhail Youzhny (N.18).

Con un historial previo parejo de 10 victorias contra 8 derrotas frente al de Unquillo, Federer salió con todo a domar a su fiera y lo logró desde el arranque y sin dar muchas posibilidades al argentino, finalista en la hierba londinense en 2002.

"En general estoy muy conforme, estoy con un poco más de confianza con mi servicio este año, y espero que pueda seguir con esta tendencia en la segunda semana", comentó Federer, admitiendo luego lo peligroso del duelo.

"Un chico que puede derrotarme ocho veces lo puede hacer nueve, por lo que estoy muy contento con mi rendimiento", sostuvo el tenista de Basilea.

Pero este sábado y después de casi tres años sin verse las caras, Federer barrió a Nalbandian en 1 hora y 46 minutos de juego. Algo impensado en el arranque por cómo se presentaban los antecedentes a los que Federer también daba crédito.

"David (Nalbandian) durante mucho tiempo fue mi bestia negra. Nos conocemos desde nuestra final en 1998 en el US Open de juniors. Tuvimos muchos partidos apretados, grandes encuentros. Conozco el peligro", había dicho Federer en la previa.

Pero la realidad mostró que jamás hubo suspenso en el duelo dada la enorme superioridad del ex número uno mundial. Excelente en el servicio (71% de primeros saques, 14 aces), el suizo se anotó cinco 'breaks' contra uno solo del cordobés.

En el primer set la paridad acabó cuando el helvético quebró para ponerse 4-3 y mantener su servicio hasta hacerse con la primera manga (6-4).

En el segundo, Federer controló todo desde el arranque, sacó diferencias y cerró el set en 28 minutos (6-2).

En el capítulo final, Federer quebró al de Unquillo en el noveno juego y con una ventaja de 5-4 sacó para ganar. Aunque Nalbandian luchó para sobrevivir a tres 'match points', el gran Roger se quedó con la victoria (6-4).

"Estoy muy contento, fue un buen partido de los dos lados. Él fue ofensivo y yo también, hubo errores pero el nivel fue alto", afirmó Federer al salir del court Central donde ganó seis coronas de Wimbledon, aunque la última data de 2009.

Los dos jugadores, de 29 años, no se enfrentaban desde la final del torneo de Basilea ganada por Federer en octubre de 2008.

El cordobés, finalista en Wimbledon en 2002, los últimos tiempos tuvo que luchar contra varias lesiones que lo alejaron hasta el puesto 23 del ránking mundial y detuvieron su ritmo de ascenso que lo llevaron a ganar una final de Masters en 2005.

 

últimas noticias

“Sascha” Zverev, maestro a los 21 años