"Fidel es el mejor publicista del mundo": Amaury Gutiérrez

El trovador, que hace 18 años cambió la isla por un exilio, estuvo en Colombia presentando su disco 'Sesiones íntimas'.

En su nuevo disco, ‘Sesiones íntimas’, hay muchas canciones viejas, ¿cómo llegó a estas nuevas versiones?

Llevé las canciones al estudio. Les grabé guitarra y voz y los productores se encargaron de hacerles unos arreglos. Luego me llamaron y me preguntaron si me gustaba y mi esencia estaba ahí, así que lo dejé tal cual.

Hay canciones de 10 ó 15 años de antigüedad, ¿cómo fue su reencuentro con ellas?

Con este disco me di cuenta de que la música ha cambiado mucho y de que ahora no se requiere de tanta instrumentación. Yo escribo canciones con mi guitarra y grabamos con siete músicos de sesión. Eso me dio un formato minimalista que me llevó a no vestir tanto las canciones.

Este álbum es muy nostálgico, ¿lo ve así usted también?

Claro. El acompañamiento es órgano, piano, contrabajo, mandolina. Yo quise hacer un disco hippie, setentero, y lo logré.

¿Cómo es su proceso de composición?

Yo no sufro al escribir. Para mí es un acto de felicidad, es un parto, pero sin dolor. Eso pasa sobre todo cuando siento que el tema que estoy haciendo tiene calidad. Sin embargo creo que las mejores canciones salen desde la tristeza.

¿Qué conexión hay entre usted y lo que se llamó  Generación de los Topos en Cuba?

Creo que es una generación prácticamente perdida porque no tuvo la difusión que tuvieron los fundadores de la Nueva Trova Cubana. Me parece que lo peor del régimen fue lo que le cayó encima a artistas de esa generación y la mitad salió corriendo de la isla. Somos artistas exiliados, en el destierro.

¿Hay un sonido común entre los artistas cubanos de su generación?


No sé si sea un sonido, pero sí tenemos una forma de tocar la guitarra y eso es cubano porque la trova es para nosotros como el folk o el country. Es un sello.

En este álbum está ‘El balsero’, una canción al estilo de trovador...

Claro… esa canción es cubanía pura.

¿Es distinto componer ese tipo de canciones ‘sociales’ y crear los temas más alegres?

Es totalmente distinto. Este tipo de canciones casi no me salen buenas porque resultan siendo como panfletos. El público en Miami llora cuando yo las canto… por algo será.

Su anterior disco fue ‘Pedazos de mí’ y es de 2006, ¿por qué se demoró tanto para hacer ‘Sesiones íntimas’?

Para este disco quería tener invitados especiales y era difícil juntarlos a todos en un día, hasta que lo logramos. El concepto estaba listo, pero faltaba el talento porque tocaba traer a artistas como David Bisbal o Luis Fonsi. No fue fácil.

Al comienzo de su carrera se dijo que usted hacía ‘pop cubano’, ¿le gusta esa denominación?

No. Nunca me gustó. No tengo nada en contra del pop, pero es que yo soy un trovador con tintes románticos.

La trova tiene un componente social muy importante, ¿de qué manera usted lo incluye en su música?

Los fundadores de la Nueva Trova Cubana le cantaban muchas veces a la Revolución y para mí eso no existe, es un invento de Fidel Castro, que es el mejor publicista del mundo porque lo que ocurrió en Cuba fue un proceso de expropiación inmenso.

¿Alguna vez escribió con censura?

Lógico. Todas las veces que hice música en Cuba fui censurado. Desde el extranjero es distinto. En mi país están pasando cosas y yo no me puedo callar.

¿Su ‘look’ está sintonizado con su estilo musical?

Pero claro. El brasileño Djavan dijo una vez que todas las músicas venían de África y creo que es cierto. Yo soy africano en parte también y de ahí viene mi look.

 

últimas noticias