Fiebre de oro

A mediados de los años 90 la onza de oro se cotizaba a US$300, hoy se cotiza a alrededor de US$1.580; esta subida es desproporcionada para un metal que no tiene realmente un uso importante que explique su valor actual, a diferencia de otros metales como el cobre o el acero, que tienen muchos usos industriales, lo único cierto es que el oro es muy escaso, que ha subido mucho de precio y que su principal comprador es China.

Hace 10 años la economía China estaba rezagada, pero en el año 2007 estuvo por encima de la alemana y en el año 2010 su Producto Interno Bruto (PBI) llegó a 10,3% comparado con el año inmediatamente anterior, con lo cual llegó a ser la segunda potencia económica mundial después de los Estados Unidos.

El hecho de que la China compre oro y que compre acciones de empresas que lo producen significa que hay demanda del metal y que seguramente su precio se mantendrá por un tiempo o seguirá subiendo.

Este fenómeno puede ser explicado por la incertidumbre que hay al invertir en monedas “fuertes” como el dólar, que ha mostrado su lado débil desde la caída de las grandes corporaciones, como Enron, de la crisis americana causada por el debilitamiento del mercado inmobiliario y de la caída de las Torres Gemelas.

En cuanto al euro, su caída puede ocurrir en cualquier momento debido a los problemas fiscales de los países vecinos de la Unión Europea, como Portugal y eventualmente Grecia, que podrían debilitar su moneda.

En cuanto al yen, lo que se espera es que su debilitamiento continúe debido, además del bajo crecimiento económico de Japón a comienzos del año, a los problemas que se vienen presentando y se presentaron en su economía por los miedos que causan la radiación de sus dañadas plantas nucleares, no sólo para el turista sino también para el consumidor de productos japoneses, que pensaría que esta radiación va tanto en sus pescados como también en los automóviles, maquinarias y productos vendidos de Japón.

Queda como alternativa para los que piensan invertir en monedas extranjeras el yuan o renminbi, que es la moneda china, la cual puede tener un fortalecimiento en los próximos meses, según Chia-Liang, el encargado de Pimco** en Asia, quien comentó que las autoridades chinas estaban pensando en revaluar su moneda.

* Economista- MBA -DBA

** Fondo de inversión con sede en California que posee más de US$1 trillón y planea invertir en yuanes.

Temas relacionados

 

últimas noticias