Fiscalía pide condenar a Nicolás Castro

Se trata del joven que creó el grupo virtual 'Me comprometo a matar a Jerónimo Uribe Moreno', hijo del expresidente Uribe.

Que se declare culpable a Nicolás Castro de instigar al delito en contra de Jerónimo Uribe Moreno, hijo del expresidente Álvaro Uribe Vélez, pidió la Fiscalía a un juez Penal Especializado de Bogotá.

"No hay que atacar a esa gente; son las ideas”, había escrito Castro, el joven creador de la cuenta de Facebook ‘Me comprometo a matar a jerónimo Uribe’, refiriéndose a las posturas que se debían tomar frente al uribismo, luego de que se conociera públicamente la existencia del grupo virtual, interpretado como una amenaza al hijo del exprimer mandatario.

El mensaje aparecía en una de las conversaciones que había sostenido el estudiante por la red Messenger, rastreadas por la Policía y descubiertas por un suboficial experto en delitos informáticos, cuyo testimonio fue solicitado por la Fiscalía en el juicio que enfrenta Castro por instigación a delinquir.

Al parecer, el muchacho conversaba con su novia por internet, luego de que los medios de comunicación dieran a conocer la existencia del grupo que él había creado y que fue interpretado por las autoridades como una amenaza latente al hijo del entonces presidente Álvaro Uribe Vélez, como lo relató el director del Departamento Administrativo de Seguridad, DAS, Felipe Muñoz, según una nota periodística puesta de presente por el joven durante el diálogo.

Pese a que indicó en esa conversación que creía que los señalamientos públicos en torno a la cuenta de Facebook sólo intentaban servir de cortina de humo a los escándalos que pudieran afectar el buen nombre del Gobierno se mostró temeroso por represalias que pudieran tomar las autoridades o seguidores del uribismo.

“El objetivo si se logró hacerle llegar al hijito de Uribe un poco del miedo que sienten los demás”,
escribió sin embargo Castro, que insistía en que era mejor dedicarse a expresar su disentimiento para con el Gobierno a través de acciones menos riesgosas para su propia vida y la de su familia.

Luego de haber escrito “me regalaba a las Farc con tal de no dejarme joder”, su interlocutora lo recriminó por considerar que no era prudente hacer ese tipo de señalamientos en ese momento tan crítico, a lo que él respondió que creía que las autoridades no tenían la capacidad tecnológica para interceptar sus comunicaciones.

Temas relacionados