Fiscal Morales niega presiones políticas en caso carrusel

Dijo que son las pruebas las que han llevado a la toma de decisiones.

La fiscal Vivianne Morales negó que las decisiones tomadas por el organismo a su cargo en el denominado carrusel de la contratación estuvieran mediadas por algún tipo de presión política, como lo han afirmado algunos de los implicados.

Manifestó que el ente acusador ha ido agotando las etapas procesales que son propias de este tipo de procesos jurídicos con absoluta transparencia.

Añadió que ha sido bajo ese tipo de procedimientos que han adelantado indagaciones, como la que enfrenta el acalde de Bogotá, Samuel Moreno Rojas, suspendido este martes de manera preventiva por determinación de la Procuraduría, que dictó pliego de cargos en su contra por supuestas omisiones en la vigilancia que debía ejercer sobre los procesos de contratación.

El burgomaestre ya rindió interrogatorio ante la Fiscalía en 2010, por la misma época en la cual fueron escuchados lo el excontralor de Bogotá Miguel Ángel Moralesrussi, la ex directora del Instituto de Desarrollo Urbano, IDU, Liliana Pardo, y el ex director técnico jurídico de la entidad Inocencio Meléndez.

El alcalde Moreno no ha sido vinculado aún formalmente al proceso, aún cuando los restantes funcionarios del Distrito fueron enviados a prisión, como presuntos responsables del billonario escándalo de corrupción que rodeó la contratación de obras viales en el Distrito.

Sin embrago, la Corte Suprema de Justicia compulsó copias al organismo de control penal dirigido por Vivivianne Morales para que investigue la presunta responsabilidad de Moreno Rojas en el carrusel, tras las denuncias de los Nule acerca de la supuesta complicidad del burgomaestre en los presuntas exigencias de dinero que se les hicieron, a cambio de garantizarles la concesión de la Fase Tres de Transmilenio.