FMI espera que consolidación fiscal continúe en 2011 en Latinoamérica

El FMI pronosticó para la región un déficit fiscal del 2,2 % tanto para este año como para 2012.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) anunció el martes que espera que la consolidación fiscal continúe en 2011 en Latinoamérica por las prudentes medidas macroeconómicas adoptadas en la región y el sostenido ritmo de crecimiento.

El organismo agregó en su "Informe sobre Vigilancia Fiscal" divulgado el martes que el aumento de ingresos producido por el alza de los precios de las materias primas también ha contribuido a ofrecer mayor margen de maniobra macroeconómica .

El FMI pronosticó para la región un déficit fiscal del 2,2 % tanto para este año como para 2012.

La región mantiene así un progresivo descenso de su déficit fiscal desde el 3,7 % del PIB registrado en 2009 y el 2,9 % con el que cerró 2010.

El Fondo mantuvo sin variaciones las cifras para Latinoamérica proyectadas el año pasado.

Por países, el FMI pronosticó que Brasil, locomotora de la región, registrará un déficit fiscal en 2011 de un 2,4 % del Producto Interior Bruto (PIB) y un 2,6 % en 2012, frente al 2,9 % de 2010.

El Fondo mejoró sus previsiones de déficit fiscal de Brasil. El organismo había pronosticado a principios de año que el desequilibrio presupuestario alcanzaría el 3,1 % del PIB este año y el 3,2 % el que viene.

El organismo multilateral celebró el reciente anuncio del Gobierno de Brasilia de poner en marcha un plan de medidas para reducir el déficit fiscal el 1,25 % del PIB con el fin de alcanzar su objetivo de superávit primario de alrededor del 3 %.

Además, subrayó que los préstamos al Banco Nacional de Desarrollo (BNDES) descenderán, tras promediar un 3 % del PIB entre 2009 y 2010, lo que contribuirá al ahorro fiscal.

Por su parte, el FMI espera que México registre un déficit en 2011 del 1,8 % del PIB y del 2,4 % en 2012. El Fondo había pronosticado en enero que el desequilibrio sería del 2,4 por ciento en 2011 y del 2,5 en 2012.

Los motivos de esta mejora de su déficit fiscal se encuentran, según el FMI, "en los mayores precios del petróleo y en el continuado impacto de los aumentos de impuestos introducidos en 2010".

En su informe fiscal, el Fondo destacó que en Latinoamérica, al igual que el resto de regiones con un limitado espacio fiscal por los elevados incrementos de la deuda durante la crisis, el gasto público fue limitado en el año 2010.

Chile se sumó a esta tendencia de control presupuestario a finales del mes de marzo cuando anunció un recorte del gasto público del 0,5 % del PIB, con el objetivo de contener las presiones inflacionarias y evitar subidas de las tasas de interés.

Las políticas de los países latinoamericanos parecen reflejar una mayor prudencia ante los riesgos inflacionarios generados por el alza de los precios del combustible, fruto de un aumento de la demanda y de los conflictos civiles en Oriente Medio.

El Fondo agregó que Latinoamérica, como otras regiones con limitado espacio fiscal, contuvo el "gasto debido a los grandes aumentos en los niveles de deuda incurridos durante la crisis".

En líneas generales, el FMI advirtió el martes que los riesgos que afectan a la sostenibilidad fiscal aún son "elevados" porque los avances en regiones como Europa se ven contrarrestados por los retrasos en países como EEUU.

El organismo menciona, en ese sentido, que la mayoría de las economías avanzadas están reduciendo sus déficit fiscales este año, pero recuerda que EEUU ha dejado "en suspenso" el ajuste y los planes de Japón se han visto alterados por el terremoto de marzo.

El Fondo aumentó en nueve décimas su proyección de déficit para Japón a raíz del terremoto, desde el 9,1 % previsto en enero, hasta el 10 % que prevé ahora.

Temas relacionados