FMI estima necesaria reforma tributaria para obtener mayores ingresos

Al Fondo le preocupa el alto nivel de desempleo, la informalidad laboral y la pobreza.

El Fondo Monetario Internacional (FIM) consideró necesaria la presentación de una reforma tributaria que mantenga las actuales tasas, pero que amplíe la base, de manera que para atacar el desempleo, la informalidad y la pobreza no se ponga en peligro las metas fiscales del gobierno del presidente Santos.

El jefe de la Misión del Departamento del Hemisferio Occidental para Colombia, Andy Wolfe, indicó que el Fondo se encuentra preocupado por la alta tasa de desempleo, la gran informalidad y la pobreza. Recomendó debilitar las gavelas tributarias, bajar los costos labores, via Presupuesto General, sobretodo fondeando los recursos de las Cajas de Compensación.

Admitió que hay espacio para seguir subiendo las tasas de interés por parte del Banco de la República y que le parece bien terminar el año en un nivel del 5%. Consideró que la tasa de cambio actual (dólar) está en línea con los "fundamentos del país". Por ello admitió que el país no requiere de un control de capitales para evitar el ingreso de mayores recursos hacia el aparato productivo.

Tras reunirse con miembros del equipo económico del Gobierno, el Banco de la República, los sindicatos y representantes de la sociedad civil, el Fondo Monetario Internacional (FMI) examinó durante dos semanas el comportamiento de la economía colombiana.

Andy Wolfe resaltó que fue la economía colombiana “demostró ser resistente a la crisis financiera”, y que la recuperación está en marcha, debido a “las políticas adecuadas, expansión monetaria y fiscal”.

El jefe de la Misión del Departamento del Hemisferio Occidental para Colombia advirtió preocupación por la alta tasa de desempleo, la gran informalidad laboral y la pobreza. Dijo que el país requiere bajar el alto nivel de desempleo y de pobreza aprovechando la expansión de la economía

Recomendaciones

Entre las recomendaciones del Fondo Monetario al Gobierno colombiano esta la de “mejorar el negocio para los empresarios”, la infraestructura para el sector agrícola, por ser incentivo en mano de obra, y aliviar los costos laborales.

Wolfe consideró que el Gobierno debe considerar algunos cambios en los costos laborales y las cargas tributarias, muchas de esta cargas caen sobre los empleados, contribuyendo al nivel de desempleo estructural tan alto.

Recalcó que se hace necesario que el Gobierno del presidente Santos implemente la reforma tributaria, partiendo de una ampliación de la base, pero dejando las actuales tarifas. “Aquí la base (tributaria) es bien chica”, dijo.

Explicó que si el Gobierno quiere bajar las cargas laborales, puede pensar en crear más ingresos con la reforma tributaria para fondear el costo de las Cajas de Compensación, pero sin poner impuestos altos a los trabajadores. “Es un desafío para el Presupuesto asegurar que la plata está, para que los parafiscales no pierdan su plata”.

Recordó que actualmente el fondeo para las Cajas de Compensación Familiar viene del impuesto a los trabajadores. Con la ampliación de la base tributaria se obtienen más recursos y eso permitirá que las Cajas mantengan los mismos recursos.

“Es una manera de coordinar en ese sentido la reforma tributaria, meta fiscal y la reforma en el sector laboral”, explicó Wolfe.

Ni burbujas ni recalentamiento

Lo cierto para el Jefe de la Misión del Fondo Monetario, es que la economía está lejos de sufrir recalentamiento y no ve en el horizonte burbujas en el mercado de activos. Dijo que espera un mejor crecimiento de la economía para este año. Inicialmente la estimación era de 4,6%, “pero el primer trimestre fue mejor que lo que nosotros estábamos pronosticando. Estamos pensando que será cerca de 5% para el año entero (2011)”, dijo Wolfe.

Alertó sobre la expansión del crédito que puede terminar en más inflación o generador de burbujas.

Tasas de interés y dólar

El FMI estima que en materia de tasas de interés, hay espacio para que el Banco Central siga subiendo los intereses posiblemente hasta terminar el año en un 5%. Indicó que tras hablar con el sector privado, sus representantes se mostraron de acuerdo en que la tasa de interés se podría estar moviendo, al finalizar el año, en un rango entre 4,75% y 5,25%.

Para el Fondo Monetario “el tipo de cambio (dólar), en estos momentos está más o menos en línea con los fundamentos del país”.

Considera que establecer un control de capitales no se hace necesario en las actuales circunstancias.