Francia suspende trenes desde Italia para frenar la entrada de inmigrantes

Algunos tunecinos, que tienen permiso de residencia temporal en Italia, habían cruzado la frontera con Francia.

Francia ha suspendido temporalmente la entrada en su territorio de trenes provenientes de Italia a través de la localidad de Mentone, que se encuentra en la frontera entre ambos países, con el fin de frenar la entrada de inmigrantes, informaron los medios de comunicación italianos.

Según fuentes de la policía de fronteras italianas citadas por la prensa de este país, ningún tren llegado desde Italia puede actualmente atravesar Mentone.

La decisión llegó un día después de que los medios italianos anunciaran que algunos de los inmigrantes tunecinos a los que el Gobierno de Roma había concedido un permiso de residencia temporal en la localidad italiana de Ventimiglia habían cruzado la frontera con Francia.

La concesión de permisos de residencia temporales a los tunecinos, para que puedan viajar a los países del área Schengen de libre circulación de ciudadanos, es una de las medidas adoptadas por Italia para hacer frente a la ola migratoria recibida desde el norte de África desde que se iniciaron las revueltas en la zona a principios de este año.

Un fenómeno que se cifra en cerca de 30.000 personas que tras llegar, en su mayoría, a la isla italiana de Lampedusa, muy cerca de las costas de África, han sido redistribuidas por las diferentes regiones de Italia.

El Gobierno italiano decidió conceder permisos temporales de residencia a aquellos inmigrantes tunecinos, considerados inmigrantes económicos, que llegaron antes del 5 de abril, mientras que los que llegaron después de esa fecha podrán ser repatriados en base a un acuerdo firmado con las autoridades tunecinas.

La concesión de permisos de residencia temporales a los inmigrantes para que pudieran circular libremente por el área Schengen suscitó las protestas de algunos países europeos como Francia y Alemania.

Desde París se aseguró que no era suficiente con tener el permiso expedido por las autoridades italianas para poder circular por el área Schengen, sino que los inmigrantes debían cumplir con otros requisitos como tener un pasaporte y contar con recursos económicos propios, entre otros.

Así, las autoridades francesas explicaron que iban a “devolver” a Italia a los inmigrantes tunecinos que no respetaran las reglas de la convención del espacio Schengen sin fronteras.

Mientras, en Ventimiglia se ha registrado la protesta de varios centenares de manifestantes y de inmigrantes tunecinos llegados desde Génova que reclaman el derecho de libre circulación.

Por otro lado, el ministro italiano de Interior, Roberto Maroni, reiteró hoy en una entrevista con el canal de televisión por cable SkyTg24 que “la libre circulación” es posible para todos aquellos que cuentan con un permiso temporal.

Temas relacionados