"Fue una tragedia nacional"

Esas fueron las palabras del presidente Barack Obama a su llegada a Joplin, Misuri, la ciudad arrasada por el tornado del domingo anterior.

“Fue una tragedia nacional”, aseguró el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en su visita a Joplin, Misuri, la ciudad arrasada la semana pasada por un fuerte tornado que dejó más de 8.000 edificios destruidos. El presidente regresaba a Estados Unidos después de cinco días de visitas diplomáticas en Europa.

Obama, quien había sido criticado por su ausencia durante los días posteriores a la tragedia, recorrió la zona devastada acompañado por el gobernador del estado, Jay Nixon, para posteriormente dirigirse al Centro de Artes Escénicas de la Universidad estatal de Misuri, en donde pronunció un discurso en memoria de las víctimas.

Las autoridades de rescate cifran, en este momento, el número de muertos en 142, un número que aumentó dramáticamente luego de que el sábado fueran encontrados 52 cadáveres entre los escombros. En este momento la cifra de desaparecidos es de 44, entre quienes sigue estando el nombre de José Olimpo Álvarez, un profesor de español colombiano de quien no se tienen noticias desde hace nueve días.

“Hemos estado visitando el lugar en donde estaba el apartamento donde él vivía, pero las autoridades trabajan en ese punto un rato y luego se dirigen a otras partes. Ayer encontré su celular”, declaró a Caracol Noticias Gloria Defimini, la esposa de Álvarez, quien en el momento en que el tornado afectó Joplin se encontraba de viaje en la ciudad de Seattle.

La temporada de tornados en Estados Unidos deja ya más de 500 muertos, lo que la convierte en la más trágica de las últimas cinco décadas.

Temas relacionados