Funcionario de Procuraduría entutela al Procurador

Demandante dice que las creencias religiosas del jefe del Ministerio Público buscan imponer que, para ser buen funcionario, hay que ser católico.

Daniel Sastoque, funcionario de la Procuraduría, interpuso una acción de tutela en contra del procurador general de la Nación, Alejandro Ordoñez, porque –asegura- por cuenta de las creencias del Procurador, de la figura de poder que representa, y de su marcada tendencia religiosa que hace dentro de la entidad, se está imponiendo, de manera velada, que para ser buen funcionario público es necesario ser buen católico.

Según el demandante, los funcionarios de la Procuraduría que no se corresponden con este modelo tienen dos opciones: aparentar que no les incomoda la tendencia católica y que “comulgan” con las creencias del Procurador; o hacer valer sus derechos a la libertad religiosa, a la libertad de conciencia, al libre desarrollo de la personalidad y al trabajo.

“Yo opté por hacer valer mis derechos a través de la tutela. La calificación de buen o mal empleado debe estar ligada exclusivamente al desempeño profesional, no a las creencias religiosas de las personas”, asegura Sastoque.

El funcionario de la Procuraduría espera que se le exija al Procurador abstenerse de celebrar ritos católicos, retirar todos los símbolos religiosos católicos de los espacios públicos y desmontar el oratorio católico que se construyó en un espacio que debe servir para el ejercicio de la función pública.