G8 extrae lecciones de Fukushima y llama a reforzar seguridad nuclear

En la declaración final de la cumbre, se asegura que aquellos países que han elegido confiar en la energía nuclear deben prestar mucha atención a la seguridad.

El G8 considera que el desastre de la central nuclear de Fukushima (Japón) debe servir de lección sobre la necesidad de reforzar la seguridad y revisar este tipo de instalaciones en todo el mundo "tan pronto sea posible".

En la declaración final de la cumbre, que ha reunido a los líderes de Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Alemania, Italia, Canadá, Japón y Rusia, se asegura que aquellos países que han elegido confiar en la energía nuclear deben prestar mucha atención a la seguridad.

Por ello, urgen a aquellos países que aún no lo hayan hecho tras lo ocurrido el pasado marzo en Fukushima a efectuar nuevas revisiones de sus instalaciones tan pronto como sea posible.

Estas revisiones deben incluir iniciativas para la prevención de accidentes, preparación para emergencias, gestión de eventuales crisis y acciones para la mitigación y la gestión de los accidentes.

El primer ministro japonés, Naoto Kan, expuso a sus homólogos los detalles del accidente nuclear de Fukushima durante el almuerzo con el que comenzó ayer la cumbre de Deauville.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, felicitó a Japón por los esfuerzos realizados "con dignidad" para ponerse en pie después del devastador terremoto de marzo, y expresó su plena confianza en la capacidad del país para reconstruir su economía.