General Montoya dice que no ordenó remodelaciones en cárcel de Tolemaida

El actual embajador de Colombia en República Dominicana dijo que cuando fue comandante del Ejército nunca recibió información sobre irregularidades.

En un comunicado dirigido a la opinión pública, el general en retiro Mario Montoya, negó enfáticamente que haya ordenado remodelaciones en el centro de reclusión ubicado dentro de las instalaciones de la base militar de Tolemaida, dijo que mientras se desempeñó como comandante del Ejército nunca recibió informes sobre las irregularidades que al se presentan en el centro carcelario castrense.

Comunicado del general (r) Mario Montoya Uribe:

El General Mario Montoya Uribe Oficial del Ejército, en retiro, y actual Embajador de Colombia en la República Dominicana, con ocasión a las recientes informaciones relacionadas con algunas irregularidades presentadas recientemente en el Centro de Reclusión Militar de Tolemaida, se permite precisar:

1. Durante mi permanencia como Comandante del Ejército Nacional, entre los años 2006, 2007 y 2008, visité el mencionado centro carcelario en una sola oportunidad.

2. Durante este mismo lapso de tres años al frente del Comando del Ejército, en ningún momento ordené ni aprobé ejecutar algún tipo de construcción y/o remodelación. El Comando del Ejército, bajo mi mando, tampoco giró dineros para adelantar obras civiles en el mencionado centro de reclusión.

3. En cuanto al Mayor retirado del ejército Juan Carlos Rodríguez (Zeus), éste fue remitido por el INPEC al Centro de Reclusión Militar de Tolemaida, el 20 de junio de 2009. Para esa fecha, ya habían transcurrido más de seis (6) meses de mi retiro del Ejército y me encontraba en República Dominicana como Embajador de Colombia.

4. También puedo afirmar que durante los años 2006, 2007 y 2008, no se presentó ninguna fuga del Centro Penitenciario de Tolemaida y tampoco fui informado por los diferentes Comandantes que tenían bajo su responsabilidad el mencionado centro carcelario, de anomalía alguna.

Por lo expresado anteriormente, confío que a la mayor brevedad, estas afirmaciones sean corroboradas por los órganos de investigación y control del Estado.