GLK: la nueva clase Mercedes Benz

Con un renovado enfoque en agilidad, comodidad y seguridad, llega una todoterreno a conquistar las carreteras del país.

Diseño singular que se aparta de lo habitual con sus líneas rotundas que perfilan una imagen de marcada personalidad, equipamento de alto nivel en el que se destaca el techo corredizo panorámico de accionamiento eléctrico y con mucho espacio para disfrutar largas travesías con el mayor confort. Así se puede definir esta nueva camioneta que en los grandes detalles se conserva fiel a sus orígenes.

La configuración del espacio interior, que cuenta con un espíritu práctico y flexible, la convierten en la compañera ideal de viajes; por esta razón, esta todoterreno es perfecta para quienes les gusta aventurarse lejos de las carreteras o también para aquellos que tienen fincas de gran extensión.

El asiento trasero es graduable y los delanteros tienen una posición elevada para proporcionar al conductor mayor visibilidad. Estas comodidades se pueden complementar con la tapicería en cuero y el techo corredizo panorámico.

La experiencia de manejar la GLK se vuelve un placer con los revolucionarios sistemas, como el Agility Control con amortiguación selectiva, dispositivo que se encarga de que el reglaje del tren de rodaje pueda adaptarse a las necesidades del momento y al estado de la calzada. Por otro lado, la tracción integral 4matic le permitirá salir adelante en los caminos más difíciles, pues éste mecanismo distribuye la fuerza y el par motor, proporcionándole mejor tracción y estabilidad direccional.

El sistema de protección estética de bajos, que es opcional, reduce los pequeños desperfectos que pueden ocasionar la arena o la gravilla del terreno. Basta con oprimir un botón para modificar la característica de propulsión e intensificar la aptitud todoterreno, pues el sistema de tracción 4ETS asume las funciones de los bloqueos de diferencial convencionales, ahorrando peso sin menoscabar potencia.

En pendientes pronunciadas el conductor tiene la ayuda del control de velocidad en descensos (DSR), que conserva constante la velocidad, ya que gestiona el motor, el cambio y el frenado automáticamente.

Sin embargo, la potencia de esta gran todoterreno no la aleja de ser ecológica. Con ella es posible obtener un alto rendimiento sin consumir mucho combustible gracias a su motor Blue Efficiency de 125 kw (170CV), que consume de 5,8 a 6,7 litros cada 100 kilómetros y alcanza una velocidad de 100 kilómetros en 8,5 segundos. Todo esto, sin nombrar el sistema de sonido surround, las luces inteligentes con faros bixenón y la ayuda para parquear (parktronic), entre otras muchas tecnologías, hacen sin duda de esta SUV una pieza única que mezcla todo lo que un conductor puede pedir para vivir una experiencia inolvidable en el camino.

 

últimas noticias

BMW actualiza la serie F

El carro que busca competir con las aerolíneas