Gobernador del Casanare, destituido e inhabilitado por 11 años

Procuraduría tomó la decisión, luego de que un fallo de tutela reviviera la primera de las suspensiones.

La Procuraduría General de la Nación ordenó, en primera instancia, prorrogar durante tres meses más la suspensión provisional que pesaba en contra del gobernador del Casanare, Óscar Raúl Iván Flórez, investigado por presuntas irregularidades en la celebración de dos contratos que, sumados, superan los 366.000 millones de pesos. Posteriormente, el Ministerio Público anunció su destitución e inhabilidad para ejercer cargos públicos durante los próximos 11 años.

Flórez era investigado por la adjudicación de dos contratos para servicios educativos de la población casanareña por 14.000 millones y 351.000 millones de pesos. Aparentemente, el jefe de la administración departamental violó principios de la contratación estatal, al no escoger a los concesionarios mediante procesos de selección objetiva, dejando en entre dicho la transparencia con la cual se produjeron los dos convenios.

"El artículo 157 del Código Único Disciplinario señala como requisitos fundamentales para adoptar la medida de la suspensión provisional, que se trate de faltas gravísimas o graves y obren serios elementos de juicio que permitan establecer que la permanencia en el cargo, función o servicio público, posibilita la interferencia del autor de la falta en el trámite de la investigación, o que reitere en la misma'", sostuvo el Ministerio Público en su momento.

Además de facilitar su acceso a la prueba, la Procuraduría, con esa determinación, buscaba evitar que se siguiera produciendo el presunto daño a la administración pública en el Casanare, con ocasión de la ejecución del convenio.

La suspensión provisional había sido revocada por una acción de tutela fallada por el juez primero Promiscuo de Yopal, decisión que fue revocada en sentencia de revisión emitida por la Corte Constitucional y dada a conocer el pasado 11 de enero.