Gobierno intervendrá en crisis laboral en campo Rubiales

El presidente Santos estará presente en la negociación entre representantes de la multinacional canadiense y de la Unión Sindical Obrera.

Las negociaciones sobre la crisis en los campos petroleros del este de Colombia se trasladaron a Bogotá para unas rondas que incluyen la participación del presidente del país, Juan Manuel Santos, anunciaron hoy fuentes sindicales del sector.

El diálogo será retomado en la Casa de Nariño, la sede del Ejecutivo en Bogotá, precisó el secretario de Asuntos Organizativos de la Unión Sindical Obrera (USO, que reúne a los trabajadores petroleros), Moisés Barón.

Barón dijo desde Puerto Gaitán, la población del este en que se centra la crisis, que los representantes de la multinacional canadiense Pacific Rubiales Energy (Prec), del Gobierno y de la USO acordaron llevar a la capital colombiana estas conversaciones.

Las rondas en Bogotá se derivaron de un acuerdo previo alcanzado en martes por la noche en Campo Rubiales, del que la trasnacional extrae a diario unos 177.000 barriles de crudo, producción que se restableció la víspera tras una breve huelga.

Unos 10.000 trabajadores de la canadiense y de contratistas y subcontratistas participaron en la protesta, que siguió a un conflicto por el despido de 1.100 obreros de la firma nacional Montajes JM S.A., al servicio de Cepcolsa, filial de la española Cepsa, que también tiene operaciones en la región.

"Hoy hay normalidad laboral, dentro de una tensa calma en la que los trabajadores están en una suspensión de la protesta y bajo estado de alerta máxima", declaró el dirigente sindical.

Barón explicó que en la agenda del diálogo está la presencia de la USO en el campo para asesorar a los trabajadores, que reclaman la estandarización de su salario con el del conjunto de la industria petrolera, mejores condiciones en los dormitorios y una jornada laboral acorde con los códigos del país, entre otros asuntos.

La situación laboral se complicó el martes con desórdenes en Campo Rubiales que, según la multinacional Prec, dejaron seis policías y trece civiles heridos, así como "destrozos y pérdidas materiales" que todavía estaban en evaluación.

Entre ellos está el incendio de un camión remolque y seis camionetas del centro de producción de Rubiales, considerado el más importante de la actualidad en Colombia.