Gobierno rechaza canje propuesto por las Farc

Según el ministro del Interior y de Justicia, mientras no haya hechos concretos que demuestren la voluntad real, como la liberación de todos los secuestrados, el intercambio humanitario no es una opción.

El Gobierno del presidente Juan Manuel Santos rechazó la posibilidad de un intercambio humanitario de secuestrados por guerrilleros presos y aseguró que “es un tema superado”, respondiendo así a un comunicado de las Farc en el que abogaba por una salida “civilizada” al conflicto que vive el país desde hace casi medio siglo.

“Esos comunicados de las Farc siempre hay que recibirlos con beneficio de inventario porque nadie va a construir un escenario para un protagonismo político sin hechos concretos que demuestren la voluntad real que les asiste de liberar a estas personas”, aseguró el ministro del Interior y de Justicia, Germán Vargas Lleras.

En su concepto, para el Gobierno el tema del canje de guerrilleros por militares y policías secuestrados “no es una opción” y remarcó que los rebeldes deben dejar en libertad a todos los secuestrados. “El tema del intercambio está cerrado para el Gobierno”, enfatizó.

Las Farc, mediante un mensaje a través de la página en internet de Anncol –que  divulga sus comunicados-, puso sobre la mesa la propuesta del intercambio humanitario, consistente en canjear a los 17 militares y policías que mantiene secuestrados, algunos desde hace más de 12 años, por medio centenar de rebeldes presos en Colombia y Estados Unidos.

El mensaje, fechado el 27 de mayo, hace referencia a los 47 años de fundación del grupo guerrillero y además del canje, las Farc abogan por una salida “civilizada” al conflicto armado en el país,  basada en una “solución política” a la que “jamás” han renunciado. “Jamás hemos renunciado a la solución política del conflicto social y armado que la oligarquía colombiana profundiza en cada ciclo de gobierno”, dice.

Y señala que “será la movilización de todos los sectores de la sociedad colombiana quien impondrá la salida política del conflicto, iniciando con el acuerdo humanitario que libere a todos los presos políticos que se encuentran en las cárceles del régimen y a los prisioneros de guerra en poder de la insurgencia”. 

Sin embargo, al tiempo que hablan de solución del conflicto, el grupo guerrillero arrecia en sus acciones violentas al matar ayer a dos candidatos a la alcaldía del municipio de Campamento, en Antioquia, y a tres soldados en combates con el Ejército en  Arauca.

Temas relacionados