Habitantes de Chapinero, atemorizados por perro bravo que anda suelto

El animal ya ha mordido a dos menores de edad y ha atacado a más de 37 perros.

La comunidad del barrio Chapinero Alto, ubicado en la carrera 4ª #57 – 32, está desesperada por un perro pitbull que anda suelto y según ellos, es “muy peligroso”.

Los habitantes del sector salen de sus casas atemorizados pensando que en cualquier momento puede aparecer el animal y atacarlos, como ya ha sucedido en repetidas ocasiones.

Los ataques del canino no son sólo contra las personas que residen cerca a la casa en donde tienen por mascota a este perro, Ringo, como se llama el animal, también ha atacado a otros perros que salen al parque de la zona.

Al perro lo dejan suelto permanentemente, sin correa, ni siquiera con un collar, y por supuesto sin el bozal que exige la ley para animales de este tipo. El perro se siente dueño y señor del parque y se han confirmado por lo menos 37 ataques a otros perros y a personas en los últimos dos años”, explicó Claudia Guauque, habitante del sector.

Así mismo, Claudia asegura que en varias ocasiones se ha visto al perro con graves heridas, sin que sus dueños le brinden la mínima atención. “En una ocasión se le vio echando babaza y espuma, lo que puede ser un indicio que otras personas han intentado envenenarlo en represalia por las cosas que han pasado”.

Los vecinos se han acercado a hablar con los dueños pero ha sido imposible. Dicen que en repetidas ocasiones han intentado plantearles las quejas de la comunidad, pero que el propietario de la mascota responde de mala gana y procede a amarrarlo “con un cable muy delgado” por algunos minutos.

Ringo ataca a traición y silenciosamente a otros machos, particularmente si en los predios del parque se encuentra una perra en celo, sin embargo, estos no son sus único ataques. Ataca indiscriminadamente a cualquier humano que lleve la cabeza encapuchada, sea niño o adulto. Varias veces se le ha visto correr en actitud de cacería por una o dos cuadras hasta dar con su víctima. Entre muchos casos se cuenta el ataque a un niño, hijo de uno de los señores que pasean perros en la vecindad, a quien mordió en la cara”.

El caso más reciente se presentó el 11 de marzo de este año. Es esa oportunidad, mordió a un habitante del sector causándole ruptura interna del oído izquierdo.

Los vecinos del Parque Portugal han recolectado firmas para lograr alguna solución a su problema, pues asegura que no es justo que no puedan disfrutar del parque por un perro peligroso que anda suelto.
 

Temas relacionados