"Hay colombianos"

El ministro de Medios del Consejo Nacional de Transición dice que se investiga la presencia de mercenarios latinos en el conflicto libio.

Mahmoud Shammam, ministro de Medios del Consejo Nacional de Transición Libio, ha aumentado sus contactos en los últimos días en Europa con la intención de acelerar el proceso de reconstrucción del país, la etapa siguiente a la caída de Gadafi que, opina, ocurrirá “en un tiempo razonable”. Exiliado durante tres décadas en Londres y exdirector de la versión árabe de la revista Foreign Policy, Shammam dice que investigan la presencia de mercenarios colombianos en el conflicto libio.

¿Habla de reconstrucción de un conflicto que se ha prolongado más allá de lo pensado?

La reconstrucción la hemos estado pensando desde el principio porque no sólo hay que reconstruir la infraestructura que ha sido destruida por la guerra, sino un montón de cosas que el régimen de Muamar Gadafi ya había destruido desde antes.

¿Cómo financiar la reconstrucción?

El CNT ha pedido a los Estados y a los bancos que tienen fondos de Gadafi y su familia que éstos sigan congelados hasta que un gobierno elegido democráticamente pueda disponer de ellos. Mientras tanto hemos pedido préstamos internacionales. Las donaciones han ayudado, pero muchas aún no se concretan.

¿Y el petróleo? ¿Es posible pensar en exportaciones?

La infraestructura de explotación y transporte ha sufrido daños y sabotajes importantes, así que por ahora está paralizada.

El CNT se ha mostrado distante del África Subsahariana y se teme represalias contra los africanos que han participado como mercenarios...

Creemos que a la Unión Africana le ha faltado determinación y eso se debe en parte a que Gadafi tenía negocios con varios mandatarios. Muchos africanos han combatido de nuestro lado y los paramilitares no sólo vienen del África negra, hay árabes y europeos, también pilotos serbios y francotiradores colombianos.

¿De dónde ha obtenido esa información?

Fuentes militares nos han confirmado que en puestos desde donde se disparaba hacia nuestros hombres se encontraron documentos de identidad de colombianos, lo que corresponde a ciertas informaciones sobre grupos de francotiradores latinoamericanos, entre los que habría varias mujeres. Estamos investigando.

Se ha hablado de contactos entre el CNT y el gobierno de Gadafi, ¿esto es el principio de una negociación?

No creo que “contactos” sea la palabra adecuada, porque nunca hemos estado sentados frente a frente con ellos. Pero sí ha habido emisarios con propuestas que permitirían una salida de Gadafi, por ejemplo permitiéndole vivir tranquilo con su familia en algún lugar de Libia.

¿El CNT aceptaría esa propuesta?

No tiene mucha importancia, porque en cualquier caso la orden de arresto de la Corte Penal Internacional nos obligaría a entregarlo.

¿Es decir que Gadafi probablemente no será juzgado en Libia?

Al contrario, a no ser que escape a otro país, será juzgado por nuestros tribunales.

Pero el indulto podría ser una garantía de la unidad del país.

No necesariamente, lo que tenemos no es una guerra entre dos mitades de Libia, sino entre una mayoría mal armada y una minoría que dispone de una maquinaria militar.

¿Creyeron que Gadafi dejaría el poder como lo hicieron los presidente de Egipto y Túnez?

¿Por qué no? Como los egipcios y los tunecinos, los libios salieron a la calle sin armas a pedir cambios políticos luego de décadas de corrupción. Fue la represión sanguinaria la que convirtió en una guerra lo que habría podido ser una revolución pacífica.

Temas relacionados

 

últimas noticias

La “revolución de la muerte” de Jim Jones

¿Por qué Tijuana no quiere más migrantes?