Herederos del mismo sexo

Una nueva victoria se anotaron anoche las parejas del mismo sexo. Desde hoy podrán reclamar —al igual que las heterosexuales en unión libre— la herencia de sus compañeros cuando éstos fallezcan.

Las parejas del mismo sexo, que sostienen una histórica lucha para lograr la igualdad de derechos frente a las heterosexuales, lograron una nueva conquista para combatir la legislación discriminatoria vigente desde el 26 de mayo de 1873, fecha en que se promulgó el Código Civil colombiano, y cada vez están más cerca de su objetivo: el matrimonio gay.

Anoche, la Corte Constitucional, en una trascendental decisión, les reconoció vocación hereditaria, por lo que a la muerte del compañero permanente podrán reclamar, en un proceso de sucesión, los bienes adquiridos durante la unión libre.

Juan Carlos Henao, presidente del alto tribunal, indicó que los argumentos de la decisión estaban relacionados con su deseo de continuar con una tradición jurisprudencial que reconoce la igualdad y rechaza la discriminación.

El tema en discusión obedecía a una demanda que interpuso Martín Alfonso Álvarez Bermúdez, con la que buscaba que a las parejas heterosexuales y homosexuales con unión de hecho se les reconociera la posibilidad de acceder a la herencia. La divergencia estaba centrada en que las expresiones cónyuge, viudo o viuda, contenidas en el Código Civil colombiano, se aplicaran de manera extensiva para este tipo de parejas.

La decisión de la Corte va más allá, al exhortar al Congreso de la República para que legisle el tema del matrimonio entre parejas homosexuales. Henao aclaró que esta solicitud no implica que el tribunal constitucional vaya a dejar de lado su obligación de pronunciarse dte a las heterosexuales, lograron una nueva conquista para combatir la legislación discriminatoria vigente desde el 26 de mayo de 1873, fecha en que se promulgó el Código Civil colombiano, y cada vez están más cerca de su objetivo: el matrimonio gay.

Anoche, la Corte Constitucional, en una trascendental decisión, les reconoció vocación hereditaria, por lo que a la muerte del compañero permanente podrán reclamar, en un proceso de sucesión, los bienes adquiridos durante la unión libre.

Juan Carlos Henao, presidente del alto tribunal, indicó que los argumentos de la decisión estaban relacionados con su deseo de continuar con una tradición jurisprudencial que reconoce la igualdad y rechaza la discriminación.

El tema en discusión obedecía a una demanda que interpuso Martín Alfonso Álvarez Bermúdez, con la que buscaba que a las parejas heterosexuales y homosexuales con unión de hecho se les reconociera la posibilidad de acceder a la herencia. La divergencia estaba centrada en que las expresiones cónyuge, viudo o viuda, contenidas en el Código Civil colombiano, se aplicaran de manera extensiva para este tipo de parejas.

La decisión de la Corte va más allá, al exhortar al Congreso de la República para que legisle el tema del matrimonio entre parejas homosexuales. Henao aclaró que esta solicitud no implica que el tribunal constitucional vaya a dejar de lado su obligación de pronunciarse de fondo.

Marcela Sáenz, de Colombia Diversa, manifestó que “nos parece muy importante que se extienda este beneficio a todas las parejas, sin importar su orientación sexual. No habría razón constitucional para que la Corte nos negara ese derecho”, sostuvo.

Los últimos pasos por el reconocimiento de los derechos para parejas del mismo sexo se dieron en 2009, cuando la Corte Constitucional, a través de la Sentencia C-029, indicó que las parejas homosexuales debían ser reconocidas como compañeros permanentes y que, por lo tanto, tenían los mismos derechos constitucionales de las parejas heterosexuales que vivían en unión libre. “La exclusión... resulta contraria a la Constitución por desconocer el principio de igualdad”, manifestó en su oportunidad la Corte. En los últimos años, las parejas homosexuales lograron que les reconocieran derechos como la sustitución pensional, afiliación en salud y prestaciones sociales.

El tema ya ha venido siendo tratado en otras instancias del Estado, pero desde hace dos años llegó a la Corte Constitucional en cuatro escenarios diferentes: la probabilidad que se validen los matrimonios entre estas parejas del mismo sexo, la alternativa de que la ley de seguridad social incluya beneficios de la pensión de sobrevivientes para las parejas homosexuales, la posibilidad de adopción y ahora la herencia de los bienes de sus compañeros.

Según Mauricio Albarracín Caballero, miembro de Colombia Diversa y uno de los que interpuso la demanda de constitucionalidad a varios artículos del Código Civil que consideraban discriminatorios, antes de esta decisión la Corte Constitucional había tenido seis sentencias inhibitorias sobre los derechos de las parejas del mismo sexo.

El tema ha originado una polémica pública, debido a que los defensores de los derechos de las parejas homosexuales consideraron que el alto tribunal había eludido decisiones que representaban un giro de 180 grados en la protección de sus derechos fundamentales. Es conocido que en varios sectores existe una férrea oposición a que se admitan este tipo de libertades y protecciones jurídicas.   Entre ellos, la Procuraduría al mando de Alejandro Ordóñez, quien le pidió a la Corte abstenerse de decidir sobre los derechos de los homosexuales.

El nuevo logro consolida la unión de las parejas del mismo sexo, que ahora esperan luz verde para poder unirse en matrimonio.

Algunos antecedentes legales de diversidad sexual en Colombia

El 7 de febrero de 2007 la Corte Constitucional, en la Sentencia C-075/07, reconoció los derechos patrimoniales de las parejas del mismo sexo en igualdad de condiciones que las parejas heterosexuales.

El 3 de octubre de 2007 la Corte Constitucional, en la Sentencia C-811/07, reconoció el derecho de afiliación a la salud de las parejas del mismo sexo en igualdad de condiciones que las parejas heterosexuales.

El 19 de abril de 2007 Metrovivienda, empresa del Distrito Capital de Bogotá que administra el Subsidio Distrital de Vivienda, estableció mediante el Acuerdo 035 que las parejas del mismo sexo pueden ser beneficiarias de este subsidio.

 

 

últimas noticias