Hincha le dio botellazo al liderato del Nacional

Faltaban ocho minutos para el final del partido Atlético Nacional-Real Cartagena cuando Dorlan Pabón anotó el gol del empate verdolaga.

En medio de la celebración cayeron varias botellas desde la tribuna del Parque Estadio Sur, en donde el equipo antioqueño actuó como local, y una de ellas hirió al defensa visitante Rafael Pérez, por lo que el árbitro Ramiro Suárez, ajustado al reglamento, suspendió el partido.

Eso significa que la Dimayor ahora tendrá que oficializar que los heroicos se quedan con los tres puntos por culpa de la barra local y que además Nacional será multado económicamente y sancionado al menos un par de fechas para actuar en condición de local.

Real Cartagena se fue en ventaja con una anotación del argentino Emmanuel Molina, pero casi de inmediato Nacional igualó, justo cuando se presentaron los actos de violencia por parte de los aficionados verdes.

Un hecho similar se presentó a finales de 2009, cuando el árbitro Óscar Julián Ruiz detuvo un partido en la capital del departamento de Nariño entre el Deportivo Pasto y Real Cartagena por la agresión de los fanáticos locales a un juez de línea. La Comisión de Disciplina del campeonato determinó darle los tres puntos, con un resultado de 3-0, al equipo visitante.

En Palmira también se presentaron incidentes en el partido América-Chicó, en donde un miembro de la delegación boyacense fue agredido desde la tribuna, aunque el juego finalmente no se suspendió.