'Hombre del maletín', clave en la DNE

Funcionaria de Estupefacientes relató cómo se entregaron bienes a amigos de políticos.

El ‘Hombre del maletín’ sería la clave en todo el escándalo de corrupción alrededor de la Dirección Nacional de Estupefacientes (DNE), que hoy tiene en problemas a los dos exdirectores de la entidad y a 13 congresistas por el posible tráfico de influencias en la elección de los depositarios de los bienes de la mafia y en la adjudicación de las propiedades a administrar.

El máximo tribunal indicó que trata de establecer quién es ese sujeto, de quien dicen fue el que sirvió de intermediario entre la DNE y los congresistas. Además, que entraba y salía de los despachos de los directores de la entidad sin problemas y cargado de dinero.

Declaraciones de exfuncionarios de la DNE ante los magistrados, a las que tuvo acceso Caracol Radio, relatan detalles de cómo se adjudicaban los bienes a personas posiblemente recomendadas por los políticos que hoy están indiciados. Incluso, señalaron que durante la dirección de Carlos Albornoz se institucionalizó el miércoles de cada semana como el día en el que desfilaban por la entidad los congresistas para hacer sus sugerencias.

La declaración más contundente fue la de Helia Marcela Niño, quien fue asesora de la Secretaría General y de la Subdirección Jurídica de la entidad. Su primera revelación fue que al comité de depositarios de la DNE, creado por el exdirector Carlos Albornoz, en algunos casos ya llegaban definidos los nombres con la lista de bienes a administrar. Incluso, indicó que, como asesora en la entidad, conoció la relación de cada depositario con algunos congresistas.

Los primeros nombres que dejó en entredicho fueron los de los exsubdirectores de Bienes (Luis Fernando Sáchica y Ómar Figueroa), de quienes dijo eran los que daban las órdenes de cuáles bienes y a quiénes se los debían entregar. La declaración fue tan detallada que, incluso, relató dos llamadas recibidas de Miriam Paredes y Javier Cáceres a la DNE preguntando por contratos de personal de su interés.

“Hay dos casos. Uno, la llamada que recibió la jefa de personal de la doctora Miriam Paredes, en la que le respondía unas preguntas relacionadas con el proceso de contratación con un personaje que iba a vincularse a la entidad por prestación de servicios. En el caso de Javier Cáceres, fue una contratista que se vinculó al área estratégica, donde escuché que hubo quejas de la jefa donde decía que no era una contratista que respondiera a sus expectativas, a lo que contestaba Ómar que era una persona que había que sostener, porque era recomendada por Javier Cáceres. En el caso de Lucero Cortés, decía que tenía una persona que era la encargada de hacer los trámites”, indicó.

Sobre el ‘Hombre del maletín’ dijo que era famoso en la entidad, del que no supo su nombre, pero por lo general llegaba a la oficina de Jairo Coral, asesor del director Albornoz. Dicen que a Coral lo vieron con altas sumas de dinero en su oficina.

“Entraba por el sótano al décimo piso, a la oficina de Jairo Coral. Vestía informal, era de aproximadamente 25 a 35 años, se veía que no era una persona que tuviera cierto grado de instrucción y era fácil que se confundiera entre el común de las personas”, relató la exfuncionaria.

La Corte también le preguntó a la funcionaria por un hombre de apellido Torres, quien entre febrero de 2008 y mayo de 2009 ingresó casi 200 veces a la DNE. Este sujeto lo fotografiaron el día de la entrega de un bien y, supuestamente, llamó al congresista Hernán Andrade para reportarle la recepción del bien a satisfacción.

La investigación por  corrupción en la DNE avanza y las declaraciones que están en manos de la Corte se sumarán a las evidencias para resolver la situación jurídica de los políticos involucrados.

Temas relacionados